Barbott: “Puedes cantar en cualquier idioma, porque siempre que te sientas cómodo en esa lengua, sale bien”

Barbott: “Puedes cantar en cualquier idioma, porque siempre que te sientas cómodo en esa lengua, sale bien”

El grupo barcelonés actúa en Salamanca con ganas de conectar con el público y, si el tiempo y la resaca se lo permite, visitar la ciudad

Una nueva hornada de músicos ha surgido en los últimos años dispuestos a asumir ese relevo generacional que se producirá más pronto que tarde. Especialmente en todo el género del ‘indierock’ e ‘indiepop’, que gracias al ‘boom’ de los festivales y a la calidad de muchos grupos ha vuelto a ser uno de los géneros más escuchados entre la juventud, siempre ansiosa de descubrir y conocer grupos nuevos de los que poder hablar.

Una de estas bandas que seguramente dará que hablar en el futuro es Barbott. Los catalanes hacen un estilo de música fresca que recuerda a una mezcla del rock/pop de los 90 con algunos toques electrónicos y psicodélicos al estilo The Doors, si bien no les gusta ponerse ninguna etiqueta, más allá de definir que hacen algo parecido al rock alternativo.

Su cantante, Guille, atiende a SALAMANCA24HORAS poco antes de realizar su primera actuación en Salamanca y nos habla de los planes de futuro de la banda, de la digitalización del mundo musical y de su vida en Copenhague.

- ¿Cómo os definiríais como grupo?

- Probablemente como un grupo de rock alternativo, sin tomarse muy en serio las etiquetas y con la intención de fusionar algunos estilos que no necesariamente se hayan mezclado con anterioridad.

- Hacéis un sonido que mezcla un poco el rock/pop de bandas surgidas en los 90 y 2000, también esos sonidos electrónicos que ellos incluían, y un poco de indie. No sé si se puede clasificar, vamos.

- Al estar influenciando por distintos estilos musicales y géneros, cualquiera que nos escuche puede encontrar una etiqueta o no, pero es complicado. Yo creo que al final simplemente estamos cogiendo lo que más nos gusta de cada género y convertirlo en algo propio. Una persona que está muy adaptada a escuchar indie puede decir que suena a ‘indiepop’, pero personalmente me cuesta mucho encontrar un término exacto.

- ¿Cuáles son vuestras influencias más directas?

- Básicamente, a nivel rítmico, Tame Impala fue un ‘game changer’, y es el sonido de la batería estamos que intentando implementar en nuestras canciones. A nivel de guitarras fue una mezcla de Mac DeMarco, más… odio la palabra psicodélico, mejor un sonido más onírico, algo que flota.

Y la voz, no sé, canto con lo que puedo, al tener una voz grave es decisión de cada uno saber hacia dónde tirar. Es una mezcla en la que es difícil encontrar influencias puntuales, es una mezcla de todo. Y a nivel de teclados, finalmente, me gusta pensar desde una perspectiva más electrónica. Y creo que si todo esto que te estoy diciendo no se puede percibir de manera directa es porque no estamos donde queremos estar, y creo que de cara a los próximos CDs lo conseguiremos.

- Cantáis en inglés. ¿Por qué?

- Básicamente es porque durante toda mi vida he escuchado en inglés. Siempre me he sentido cómodo cantando en inglés. Pero recién cumplidos 24 años me hice esa pregunta. Quizá de cara al futuro mezcle un poco. Odio las canciones que suenan varios idiomas, porque es algo que puede salir muy mal o bastante mal. Pero es mi perspectiva, y creo que es lo que pasaría si lo intentara yo. Últimamente he conseguido sacar un par de canciones en español también y las hemos estado escuchando y no lo descartamos.

- ¿Es más melódico que el español para cantar? Porque esta es una cosa que explicó, y con muchos detalles, Santi Balmes, el cantante de Love of Lesbian.

- Eso ya es otro rollo. Realmente esa reflexión no la he hecho nunca, porque me he dejado llevar por mi instinto natural, qué es lo que me sale. No sabría decir si es más melódica o no, pero por ejemplo, últimamente he escuchado música danesa, que es retorcida, da como cosa escucharlo, y luego salen cosas maravillosas. Puedes cantar en cualquier idioma, porque siempre que te sientas cómodo en esa lengua, sale bien.

- ¿Quién os produce? ¿Sois vosotros mismos o tenéis aunque sea a una pequeña discográfica detrás?

- Estamos con una discográfica, La Cúpula Music. Hasta el día de hoy, para el primer EP, Margarita, tuvimos a Jaime Soriano y Toni Toledo, de Sexy Sadie. Pero de cara a los siguientes EP y al siguiente CD, el que estamos llevando ahora, el problema es que, me atrevería a decir, fue completamente autoproducido. Tuvimos la ayuda del técnico de sonido. Pero creo que nos faltó eso, un productor. Y de cara al proyecto de futuro lo tenemos muy claro, no vamos a volver a saltar al estudio sin tener a nadie que nos ayude a exprimirnos.

- No sé si a vosotros como grupo os ha beneficiado, como a otros muchos, la democratización de la música gracias a la digitalización de esta.

- Completamente. Es bastante espectacular porque a menos que haya algo raro, en Spotify, con la canción Cream, tenemos más de 700.000 reproducciones. Te paras a venir de donde vienen y prácticamente más de la mitad vienen de Suramérica y México. Y yo, si no fuera gracias a todo lo que dices de la digitalización y los servicios streaming, creo que esto no habría sido posible. Tengo la sensación de que gracias a esto, si conseguimos exprimirnos finalmente, podemos conseguir algo bonito.

- ¿Sois más de escuchar digitalmente, vía Spotify, la música, o continuáis siendo de los románticos que escuchan físico?

- Yo soy raro, porque soy de streaming al 200%, me encanta variar y no escuchar siempre lo mismo. Pero también tengo un poco vertiente más romántica y me encanta comprar vinilos, que siempre son de mujeres, como Angie Stone, Julia Holter, y Sharon Van Etten. Esa vendría a ser más analógica, pero mayoritariamente soy prostreaming, y en el grupo igual. No tenemos suficiente dinero como para comprar un CD nuevo todas las semanas.

- De momento estáis girando, tenéis varias fechas cerradas de aquí a marzo. ¿Cuáles son los planes de futuro a medio plazo?

- Básicamente, en grabar un CD. Ya tenemos muchos temas, tenemos muchas ganas y tenemos mucha fe de que el próximo CD va a ser decisivo de cara al futuro. Va a ser algo potente, porque aquí cada uno tiene ya su vida montada, y nos interesa entregarnos al máximo para sacar algo sobre lo que se vaya sostener el grupo.

- E imagino que es la primera vez que venís a Salamanca. ¿Qué esperáis de vuestra actuación?

- Pasárnoslo muy bien e intentar compartir con el público, sean pocos o sean muchos, la manera que tenemos de tomarnos los conciertos. Siempre te hace ilusión, visitar si da tiempo la ciudad, y si la resaca no pega fuerte, y ver si se conecta por el público.

- Tú ahora mismo vives en Copenhague por motivos estudiantiles. ¿Cómo es la vida cultural allí?

- El plan es que cuando estoy allí, tengo mi vida allí, estás en otro país con experiencias nuevas, y puedo explotar mi otra gran pasión, que son las matemáticas. Pero creo que me voy hinchando y cuando vuelvo a Barcelona me pongo delante del teclado y vomito muchas canciones.

- Y la vida personal, ¿cómo es?

- Con mucho frío y pocas horas de luz, pero eso no le quita lo bonito que es.

- ¿Habéis pensado en dar un concierto allí?

- Sí, de hecho como hace escasas horas estaba comentando con Marc (el bajista) la posibilidad de sacar algún conciertillo por allí. Pero ahora hace un frío que te cagas, no ves muchos músicos pro la calle. Aunque en verano y primavera sí se ve gente interesada en la cultura de concierto. De cara a la presentación del CD, si es que lo sacamos, no descartamos dar unos conciertos por allí.

Comentarios
Lo más