ÁVILARED.COM

Con camisetas, los bomberos se quejan en el pleno

Con camisetas, los bomberos se quejan en el pleno

Una quincena de bomberos han acudido al pleno municipal del Ayuntamiento de Ávila para manifestar su protesta por la falta de efectivos en el parque

“Ciudadanos y bomberos en peligro” y “Jefatura incompetente Parque Bomberos” eran las leyendas que figuraban en las camisetas rojas en las que han ido enfundados a la sesión plenaria, en la que han permanecido hasta que ha comenzado a intervenir la portavoz del equipo de Gobierno, Patricia Rodríguez, en el debate de presupuestos.

Cuando ha comenzado a hablar la portavoz del PP, han abandonado el salón de pleno. Con ello han querido criticar que desde comienzos de año a cada intervención deben acudir tres bomberos, lo que ha ocasionado problemas, como en el caso del incendio de varios inmuebles en Mengamuñoz, donde dos profesionales resultaron heridos.

En las redes sociales también han dejado ver su disconformidad con la jefatura del parque, que ocupa de forma accidental Mariano Bernaldo de Quirós.

El alcalde, José Luis Rivas, dijo el día 13 que se celebraría una reunión “en breve” para abordar los problemas en el Cuerpo de Bomberos “con todas las partes para aclarar éste y otros temas”, sin precisar los asuntos a los que se refería. Sin embargo, al ser preguntada el jueves por este asunto la portavoz del equipo de Gobierno, Patricia Rodríguez, dijo que se han producido ya encuentros, pero no aportó más detalles alegando la “confidencialidad” de las reuniones.

Corte de luz

El pleno de presupuestos, que ha durado cerca de dos horas, ha tardado en comenzar un cuarto de hora, ya que justo en el momento de su inicio se ha ido la luz en el salón de plenos. Ha vuelto y se ha apagado otra vez. Tras unos minutos se reanudado el suministro, pero ha habido que esperar unos minutos hasta que se ha recuperado el sistema de grabación -y transmisión en directo- de la sesión.

Los plenos se desarrollan habitualmente con frío en el salón, por lo que quienes son habituales no llegan a quitarse las ropas de abrigo, como los periodistas, que van precavidos, incluso con dos pares de calcetines algunos -uno de ellos térmico-.

Comentarios
Lo más