"Lenta y dispar recuperación" en la cuenca del Duero que invita a la cautela

"Lenta y dispar recuperación" en la cuenca del Duero que invita a la cautela

La Comisión Permanente de la Sequía se muestra preocupada de que la entrada de caudal a los embalses sea diez hectómetros cúbicos que durante pasados años. Emergencia en los sistemas Águeda y Tormes

La recuperación del agua embalsada está siendo un hecho, aunque la Comisión Permanente de la Sequía de la Cuenca del Duero se reunía recientemente para analizar unos datos que están siendo lentos y dispares pese al aumento superior a los quince puntos desde primeros de diciembre en toda la cuenca del Duero. 

Pese a ello, preocupa el hecho de que, aunque se aumente, se haga por debajo de la media de otros años, con caudales semanales de entrada en diez hectómetros cúbicos menos que el promedio de la última década. 

Por ello, se invita a la cautala ya que la recuperación no está siendo todo lo rápida que gustaría. No obstante, las nieves caídas, y que pueden volver a caer en las próximas horas, deberían traducirse en entradas al alza durante las próximas semanas, conforme avance el deshielo. 

Quienes más han recuperado son los embalses de la provincia de León, que llegaron a situarse en una situación comprometida, mientras que existe más preocupación con el sistema de Palencia, con recuperaciones tímidas pese a la falta. 

En Salamanca, por su parte, declararon en emergencia a los sistemas Águeda y Tormes, circunstancia que se espera paliar en los próximos días en los que la Agencia Estatal de Meteorología prevé nuevas precipitaciones. 

Al respecto, los integrantes de la comisión han reiterado a los responsables de la CHD la obligatoriedad de disponer de contadores en aprovechamientos de tipo segundo (entre 20.000 y 500.000 cúbicos de consumo al año), tercero (entre 500.000 y 1.500.000 metros cúbicos anuales) y cuarto (más de 1.500.000 metros cúbicos anuales), para controlar el uso moderado y evitar situaciones de dispendio de los recursos.

Comentarios
Lo más