Una delegación de la Administración Hidrográfica de la Región Norte de Portugal se reúne en la CHD

Una delegación de la Administración Hidrográfica de la Región Norte de Portugal se reúne en la CHD

Con presencia del presidente del organismo español, Juan Ignacio Diego, y de su homólogo luso, Pimental Machado, se han abordado cuestiones relacionadas con la gestión, usos, concesiones, estado de masas de agua, metodología y proyectos conjuntos, entre otros

Una delegación de la Administración Hidrográfica de la Región Norte de Portugal, a la que compete la cuenca del Duero en el país luso, ha mantenido esta mañana diferentes encuentros en la sede principal de Valladolid con el presidente y técnicos de la Confederación Hidrográfica del Duero, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca,Alimentación y Medio Ambiente, dentro de la estrecha línea de colaboración que desarrollan ambas administraciones.

Encabezada por su director, Pimenta Machado, la delegación portuguesa ha sido recibida inicialmente por el presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego Ruiz, quien ha dado la bienvenida a sus ocho componentes y ha deseado una fructífera jornada de trabajo.

La primera de las reuniones se ha centrado en la gestión de las concesiones y los usos del dominio público hidráulico en la demarcación española. Al respecto, han mostrado gran interés por el tiempo de tramitación de los expedientes y el funcionamiento de la guardería fluvial, asuntos que ha explicado el comisario de aguas, Ángel González Santos.

Gestión de la sequía

El segundo encuentro ha versado sobre la planificación hidrológica y la gestión de la sequía, con presencia del presidente y del jefe del Área de Planificación Hidrológica, Javier Fernández Pereira, mientras que después ha tenido lugar otra interesante sesión sobre el seguimiento y monitorización de las masas de agua transfronterizas.

Como es sabido, el tramo internacional del río Duero a través de las Arribes discurre por un recorrido de unos 110 kilómetros que es frontera natural entre ambos países, lo que obliga disponer de una misma metodología a la hora de evaluar el estado y usos del principal curso fluvial de la demarcación, cuyo caudal de entrada a Portugal está regulado por los acuerdos de Albufeira.

Finalmente, una última mesa de trabajo ha permitido abordar los proyectos comunitarios conjuntos susceptibles de mejorar la planificación hidrológica, ante la necesidad de compartir información.

Comentarios