El Partido Comunista marca la huelga del próximo 8 de marzo como una "acción de resistencia y de cambio real"

El Partido Comunista marca la huelga del próximo 8 de marzo como una "acción de resistencia y de cambio real"

Comentan que "ha de servir para visibilizar a esta mayoría de mujeres que aun queriendo no podrían hacer huelga"

El Partido Comunista y la Unión de Juventudes Comunistas han anunciado su apoyo a la organización de la huelga feminista del próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con la que se quiere denunciar la situación de precariedad de vida y de violencia que sufren las mujeres, según comentan. 

Con esta huelga, así, se pretende visibilizar que sin las mujeres "ni se produce ni se reproduce" y para evidenciar la "falta de compromisos y políticas por parte del Gobierno para erradicar la desigualdad existente entre hombres y mujeres". 

Comentan que son conscientes de que la huelga ni puede ni debe cuantificarse como una huelga laboral al uso. "Ha de servir para visibilizar a esta mayoría de mujeres que aun queriendo no podrían hacer huelga. En el trabajo asalariado las mujeres cubrimos las mayores tasas de temporalidad y jornadas a tiempo parcial, una brecha salarial de un 25% respecto a los hombres, y las situaciones laborales más precarias, con los salarios más bajos y al ser las más vulnerables también somos las más fáciles de despedir".

Por otro lado, las quejas llegan también de que el trabajo de cuidados y de hogar lo desempeñan mayoritariamente las mujeres y, en concreto, las mujeres inmigrantes cuando es trabajo asalariado. "Los derechos laborales prácticamente no existen para ellas y en la mayoría de los casos son numerosos los impedimentos legales para otorgarles permisos de residencia". 

Así, "con la huelga feminista se pretende reivindicar que la política y la economía se han de poner al servicio de las personas y no de los mercados y el capital poniendo en valor la vida así como exigir la corresponsabilidad como un derecho, el derecho a cuidar de nuestras personas de manera equitativa, y en condiciones dignas, y que debe reivindicar la sociedad en su conjunto para que todas las personas podamos tener una vida digna, sin desigualdades, ya sean por razón de sexo, clase, orientación sexual o etnia". 

Comentarios
Lo más