La Alternativa Sindical de Policía califica al acuerdo por la equiparación salarial como "ridículo histórico"

Concentración anterior de Jusapol
La Alternativa Sindical de Policía califica al acuerdo por la equiparación salarial como "ridículo histórico"

Dicen sentirse traicionados por sindicatos y Gobierno al pactar una subida salarial y no una equiparación. "Ahora, más que nunca, nos sentimos decepcionados"

Primeras críticas al acuerdo de los sindicatos policiales con el Ministerio de Interior por la equiparación salarial. A la ya sabida respuesta de Jusapol, que no considera una equiparación salarial real la oferta presentada, se suma la Alternativa Sindical de Policía, que considera a este día "muy triste para todos los policías". 

Sus quejas radican en que sin presentar ningún proyecto en las mesas técnicas sobre cómo llevar a cabo la equiparación "han decidido hablar en nombre de 63.162 policías, y han decidido decir 'sí' a una subida salarial que no sólo humilla al conjunto de los compañeros, sino que les cronifica como un cuerpo de segunda por décadas". 

De hecho, hablan de traición por parte de sindicatos y Gobierno. "Ahora nos confirman por qué se nos decía 'no' a todas nuestras propuestas. Ahora entendemos por qué se nos quería hacer pagar un peaje. Ahora nos queda claro por qué en la reunión con el secretario de Estado, ASP intervino en 12 ocasiones frente a las 3 intervenciones del resto de sindicatos y ahora, más que nunca, nos sentimos decepcionados". 

Para ASP, esta es una subida salarial sin garantías y está lejos de la tasación hecha. "El comité ejecutivo nacional de ASP después de estar presente en todo este proceso define este ridículo histórico como una evidencia más de la ineficacia e incompetencia del viejo sindicalismo que explica por qué hoy los policías nacionales estamos como estamos".

De esta manera consideran que el fracaso se encuentra en un mal preacuerdo por falta de trabajo, en responsabilizar a afiliados para evitar críticas, en dejar de defender la equiparación y cambiar el argumento, la discriminación en voto para asegurar el sí, la mala gestión a la hora de realizar la encuesta y la firma de una subida salarial y no una equiparación. 

"Siempre defendimos que afiliados o no afiliados deberían tener voz y voto, siempre luchamos para que la transparencia y el trabajo marcaran las negociaciones, y antes de que cerremos nuestra consulta en el plazo fijado, os trasladamos que el 92% de los afiliados y el 94% de los no afiliados han dicho no a este teatro. Esto no es una derrota; esto es una batalla perdida en donde los que deberían ser compañeros han actuado como enemigos. Por eso os queremos dejar muy claro que esto acaba de comenzar. Que seguiremos trabajando para llevar a cabo nuestro dossier de equiparación".

Comentarios
Lo más