Urcacyl anima a las cooperativas a dar pasos eficaces en favor de la igualdad de las mujeres

Urcacyl anima a las cooperativas a dar pasos eficaces en favor de la igualdad de las mujeres

En las cooperativas de Castilla y León representan el 36% del empleo, el 16% de la masa social y el 3% de los consejos Rectores

Con motivo del día Internacional de la Mujer, Urcacyl quiere poner en valor el trabajo, la dedicación y el esfuerzo que todas las mujeres pertenecientes al sector cooperativo agroalimentario, agricultoras y ganaderas, desarrollan en su día a día. Y para ello, animan a las cooperativas a poner en marcha medidas concretas para incrementar el número de mujeres socias y presentes en los órganos de gobierno de las cooperativas.

Desde Urcacyl se recuerda que, aunque cada vez se dan más pasos hacia la conciliación, es necesaria la corresponsabilidad en las tareas del hogar, así como en la educación de los hijos y en la participación en actividades sociales, empresariales y culturales. Se recuerda, aunque sea de sobra conocido, que hombre y mujer tienen la misma dignidad, y son iguales en derechos y obligaciones, por ello deben disfrutar de las mismas oportunidades y tener iguales compromisos en la construcción de la sociedad y de la familia.

El marcado carácter masculinizado presente en el sector cooperativo agroalimentario hace, en estas empresas, que las mujeres representen el 36% del empleo (1.439 mujeres y 2.557 hombres), el 16% de los socios (7.619 socias y 40.790 socios) y menos del 3% en los puestos en los Consejos Rectores. Esto supone “una importante debilidad y pérdida de recursos para el entorno rural y para nuestro sistema económico, que debe de ir cambiando de forma urgente”.

Considerando que el tipo de explotación mayoritaria en Castilla y León es la de carácter familiar, y que cada vez es mayor la despoblación de nuestros municipios rurales; se precisa de medidas que incentiven el que las mujeres vivan en los pueblos, para garantizar su continuidad, con servicios acordes a las necesidades de la sociedad actual y con ayudas económicas o exenciones fiscales a las familias, a la natalidad y a las guarderías.

También se anima a las mujeres no titulares de explotaciones, que llevan gran parte del peso de la empresa familiar, a que se incorporen como titulares, se hagan socias de las cooperativas y formen parte de los Consejos Rectores, siendo preciso para ello que los hombres asuman un rol dentro de las familias al que hasta ahora no están acostumbrados.

Desde AMCAE, la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España, a la que pertenece Urcacyl también se lanza un mensaje de apoyo y ánimo a todas las mujeres en general y, en particular, a las que se dedican a nuestra agricultura y ganadería. 

Comentarios