El Ministerio de Educación convoca 100 becas Beatriz Galindo para la captación de docentes con talento investigador para las universidades

El Ministerio de Educación convoca 100 becas Beatriz Galindo para la captación de docentes con talento investigador para las universidades

El nombre de estas ayudas es un homenaje a la humanista salmantina conocida como ‘La Latina’ y a la Universidad de Salamanca por su VIII Centenario

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha aprobado la creación de 100 becas para atraer talento a las universidades españolas bajo el nombre de Beatriz Galindo, conocida también como ‘La Latina’, estudiante de lenguas clásicas en la Universidad de Salamanca que llegó a ser preceptora y confidente de Isabel la Católica, así como traductora, filántropa y escritora.

La cuantía de las ayudas, destinadas a la contratación de docentes con talento investigador que se encuentran fuera de España, asciende a 21.6 millones de euros, distribuidos en cuatro años. Los detalles específicos de la convocatoria pueden consultarse en: https://www.mecd.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/informacion-publica/audiencia-informacion-publica/cerrados/2017/ayudas-beatriz-galindo.html

Tal como anunció el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en la ceremonia de apertura del curso de las universidades españolas, celebrado en Salamanca el 14 de septiembre de 2017, el nombre escogido para estas ayudas se debe a que esta convocatoria coincide con el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca y a que Beatriz Galindo, como universitaria salmantina, es "un exponente del fin que se pretende con estas ayudas: la excelencia y la calidad en la Universidad".

Beatriz Galindo

Nacida en Salamanca entre 1465 y 1475, según distintos testimonios, y originaria de una familia de hijosdalgo, fue una de las ‘puellae doctae’, jóvenes y niñas instruidas bajo el proyecto humanista de ofrecer a las mujeres una educación semejante a la que se ofrecía a los varones. Este proyecto estuvo estrechamente ligado a la llamada “querella de las mujeres”, por medio de la cual se debatieron y defendieron las capacidades intelectuales de las mujeres para acceder a la cultura y el saber.

Beatriz Galindo tuvo una esmerada educación, compuesta de conocimientos en medicina, teología, griego y latín, este último, motivo del cual surge su mote y gracias al cual se hizo famosa en todo el reino. Adquirió la destreza en lengua latina que le ganó el asombro del claustro del Estudio salmantino a los 16 años gracias a un tío suyo, clérigo, y al perfeccionamiento que llevó a cabo bajo la tutela de Antonio de Nebrija. Gracias a esta habilidad, además de estudiar en la Universidad de Salamanca, impartió clases en ella, actividad vedada a las mujeres.

Por su gran cultura y conocimiento se dice que Isabel la Católica la llamó a la corte para que fuera ya preceptora de sus hijos, ya su instructora de latín personal. Por su gran conocimiento no solo de las lenguas clásicas, sino también de asuntos de estado y de gobierno, durante su estancia en la corte, la latina fue consejera y amiga de la reina, a la que sirvió hasta la muerte de su marido, tras la cual se retiró a Madrid en donde fundó dos conventos y un hospital.

Actualmente, Beatriz Galindo da nombre a un barrio de Madrid, a varias calles y plazas a lo largo del territorio español, incluyendo Salamanca, así como a asociaciones culturales, colegios y demás institutos de educación. A estas distinciones se añade la reciente convocatoria de becas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con la cual se difunde más allá del panorama nacional la figura universal de una de las primeras mujeres de la Universidad de Salamanca, y un ilustre ejemplo de la búsqueda del saber y el conocimiento.

Comentarios
Lo más