UCAI

Sólo un 6% de los pacientes atendidos por la UCAI ha necesitado ser hospitalizado posteriormente

Leticia Moralejo, Alicia Vicente, Antonia Bautista, Sandra Inés y Aurelio Fuertes
Sólo un 6% de los pacientes atendidos por la UCAI ha necesitado ser hospitalizado posteriormente

Además de evitar los ingresos hospitalarios, esta unidad permite reducir la lista de espera para determinados diagnósticos y acelerar algunas pruebas

La Unidad de Consulta y Atención Inmediata de Salamanca (UCAI) permite reducir los ingresos hospitalarios, así como la lista de espera para determinados diagnósticos y acelerar la realización de algunas pruebas.

De hecho, tal y como ha explicado el doctor Aurelio Fuertes, coordinador de esta unidad, tan sólo un 6% de los pacientes atendidos por la UCAI ha tenido que ser ingresado en el hospital posteriormente. Aproximadamente, el 50% de las personas que pasan por esta unidad vuelven a su médico de Atención Primaria y cerca de un 35% es derivado a otra consulta hospitalaria para llevar a cabo el seguimiento del paciente.

Es una unidad que está hecha para un tipo determinado de pacientes. Son personas que “por su situación vital”, no es necesario que estén ingresados, sino que se pueden hacerse las pruebas de forma ambulatoria”, ha explicado el doctor Fuertes quien ha destacado que si no existiera una unidad como ésta, a estos pacientes habría que ingresarlos, por lo que permite la reducción de los ingresos de urgencias, algo que beneficia al paciente, a su familia y a la sociedad, ya que supone una disminución de costes, según el doctor.

La UCAI se creó con el objetivo de “acelerar los diagnósticos en pacientes en los que se sospecha que puede tener una enfermedad seria”, tal y como ha explicado el doctor Aurelio Fuertes. Un objetivo que cumple, como demuestra el hecho de que no tiene lista de espera y que al 88% de los enfermos que llegan a la Unidad de Consulta y Atención Inmediata se les ve en menos de 72 horas hábiles. “Se reduce el tiempo de diagnóstico, porque lo vemos en un plazo muy corto y tenemos sello especial para que las pruebas diagnósticas no las hagan también en un tiempo como si el enfermo estuviera ingresado”, ha detallado.

Cómo funciona esta unidad

Una vez que el paciente se ha citado, llaga a la UCAI, que dispone de una pequeña sala con sillones donde poner algunos tratamientos y está llevado por dos enfermeras encargadas de recibir al paciente y de seguir el control de los enfermos mientras están adscritos a la unidad, tal y como ha detallado el doctor Fuertes.

Tres médicos se encargan de ver a los pacientes para quienes, normalmente, hay que solicitar pruebas complementarias y “está pactado con otros servicios”, aquellos de los que se tienen mayor necesidad de pruebas, que éstas se efectúen en un tiempo “muy preferente”. De esta forma, si el paciente tiene que hacerse pruebas complementarias, en un periodo corto esas pruebas están hechas y de esa forma se acelera el diagnóstico sin necesidad de que el enfermo esté ingresado si no requiere estarlo”, ha recalcado el coordinador de la UCAI. Esto es posible gracias a la estrecha relación que existe entre la UCAI y Atención Primaria, “hablando por teléfono de médico a médico”.

Tipos de pacientes que atiende la UCAI

La mayoría de pacientes que atiende esta unidad presentan sintomatologías de anemias. También suelen llegar a ella enfermos que presentan un síndrome constitucional, eso es que tienen una pérdida de peso, están cansados, no tienen apetito y no hay una causa clara para que esto ocurra. Otros pacientes presentan problemas de dolor abdominal crónico, o de fiebres prolongadas cuyo origen se desconoce, o problemas de tumoraciones, entre otros.

Del mismo modo, hay pacientes que son atendidos por la UCAI debido a que se han detectado algunas alteraciones en la analítica o en radiología que hace sospechar que pueda tener algún problema importante.

En cuanto a los diagnósticos, aunque en esta unidad se ve a pacientes de todo tipo, alrededor de un 20% de las personas atendidas se diagnosticaron de una neoplasia, de un tumor. “Esto nos indica que la selección pacientes que vemos es la correcta”, ha recalcado el doctor Fuertes.

Comentarios
Lo más