El río Tormes deja de estar en situación de alarma por aumento de caudal

El río Tormes deja de estar en situación de alarma por aumento de caudal

Sin embargo, si vuelven a producirse lluvias torrenciales que, además, provoquen el deshielo de la nieve caída en enero y febrero, podría volver a sufrir una situación como la de este pasado fin de semana

El sábado se vivieron situaciones de peligro en la provincia de Salamanca, cuando varios ríos sobrepasaron su caudal y aumentaron hasta llegar a desbordarse, como se pudo ver con el Arroyo del Zurguén justo en la entrada de la capital.

El río Tormes llegó a estar en situación de alarma por aumento de caudal con riesgo de avenidas, si bien después del ‘plácido’ domingo vivido en la provincia charra respecto a las precipitaciones han hecho que su cauce se estabilice.

Sin embargo, de volver a darse fuertes lluvias torrenciales que, además de provocar el aumento del caudal, supusiesen el deshielo de la nieve caída en las montañas salmantinas en los meses de enero y febrero, el río volvería a entrar en riesgo de alerta, aunque no están previstas grandes precipitaciones esta semana (si bien sí continuará lloviendo hasta el domingo).

Además, todo este volumen del Tormes ya discurre hacia el embalse de Santa Teresa, donde entrará sin mayores problemas dada su capacidad actual. Aun así, la CHD se encuentra vigilando todo ese tramo entre Barco y el embalse ante el riesgo de la crecida, y ha extremado precauciones.

También en Salamanca estuvo, el pasado viernes por la tarde y en la madrugada del sábado, en alarma el río Águeda a su paso por Robleda, donde registró un considerable incremento de caudal en apenas unas horas por efecto de la borrasca, hasta llegar a los 352 m3 por segundo.

Comentarios
Lo más