DÍA NACIONAL DE LA ACCESIBILIDAD

Salamanca continúa adaptándose y eliminando las barreras arquitectónicas

Obras realizadas en el barrio Blanco para mejorar la accesibilidad
Salamanca continúa adaptándose y eliminando las barreras arquitectónicas

Se ha intervenido en el rebaje de bordillos de todos los pasos de peatones de la ciudad (más de 2.000), se han mejorado las aceras de las principales avenidas y se han construido nuevas aceras donde antes no había. Además, el Consistorio continúa realizando intervenciones para mejorar la accesibilidad en las calles con el objetivo de hacer de Salamanca una ciudad más habitable, cómoda y confortable para las personas

Poco a poco, la ciudad de Salamanca va eliminando sus barreras arquitectónicas para hacer del municipio charro un lugar accesible para todas aquellas personas con necesidades físicas especiales.

Esto es, en parte, gracias a la actuación del Ayuntamiento de Salamanca, que ha decidido poner en marcha en los últimos años numerosas actuaciones que han facilitado la superación de barreras físicas, para conseguir así que la capital del Tormes sea un lugar del que puedan disfrutar todas las personas independientemente de sus capacidades físicas o motoras.

Un ejemplo de ello es que se ha intervenido en el rebaje de bordillos de todos los pasos de peatones de la ciudad (más de 2.000), además de mejorarse las aceras de las principales avenidas y construirse nuevas aceras donde antes no había.

Las actuaciones del Consistorio no se quedarán ahí, sino que se continuarán realizando intervenciones para mejorar la accesibilidad en las calles con el objetivo de hacer de Salamanca una ciudad más habitable, cómoda y confortable para las personas.

Múltiples actuaciones urbanísticas en diversos barrios de la ciudad

Entre las actuaciones realizadas por el Ayuntamiento se encuentran las obras en Peñuelas de San Blas, donde se han eliminado los escalones de la plaza peatonal, o en la calle Correhuela, donde se han remodelado las aceras en la intersección de las calles Correhuela, Bermejeros y Portal de Camiñas y se ha dotado de plataforma única a la acera de Bermejeros con la calle Aire, mejorando en ambas zonas su accesibilidad para facilitar la movilidad a los peatones. En el caso de la calle Correhuela, también se ha actuado en las aceras hasta el cruce con la calle Gómez Moreno.

A ellas se suman los trabajos de construcción de una rampa entre las calles Maestro Valverde y Maestro Marqués; en la calle Villalar, una rampa que completa las escaleras que existen o en el acceso desde la glorieta Virgen de Loreto a la calle Diego Pisador.

También se han realizado intervenciones en la carretera de Carbajosa, donde se ha renovado el alumbrado y se ha intervenido en la acera derecha, perteneciente al término municipal de Salamanca; Tahonas Viejas, donde se han completado las obras ya ejecutadas en un tramo de la calle Cañizal para dejar aceras y calzada a la misma altura.

También la zona interfronteriza de varios barrios, como sucede en el entorno de Gran Capitán, se ha visto remodelado para acabar con las barreras que dificultaban el tránsito de personas con movilidad reducida, algo que también ha ocurrido en Garrido.

Aquel barrio, uno de los más antiguos de Salamanca y cuyas calles dejan mucho que desear en materia de accesibilidad, poco a poco se va reformando, habilitando espacios míticos y aceras para posibilitar que sus habitantes, cada vez más ancianos, puedan seguir disfrutando como toda la vida han hecho.

Por ello, se han construido tres rampas de acceso en la plaza de Barcelona, se han ampliado las aceras de las calles La Fresa y Las Cañas y se han mejorado las aceras perimetrales del nuevo Parque de Garrido para conseguir una mejor accesibilidad, reformándose y ensanchándose las aceras de las calles Juan de la Cierva, Los Tilos, Ávila e Isaac Peral entre la calle Juan de la Cierva y el bulevar de Federico Anaya.

Asimismo, con el objetivo de continuar impulsando una ciudad más accesible y con menos obstáculos el Ayuntamiento ha realizado en los últimos años mejoras en más de 300.000 metros cuadrados de grandes vías de diferentes barrios de la ciudad como los paseos y avenidas Alfonso IX de León, Filiberto Villalobos, Los Cedros, María Auxiliadora, Villamayor, Torres Villarroel, Portugal, San Antonio y Juan de Austria. A estas actuaciones hay que sumar las que se están ejecutando en el Paseo del Rollo y en el Camino de las Aguas para dotar a las aceras de mayor amplitud y mejorar en su totalidad su accesibilidad.

Del mismo modo, se ha acondicionado una barandilla en la calle Marineros, en Pizarrales, eliminando la escalera y elevando la rasante; se han arreglado los bajos de la rampa de la calle Maestro Valverde y pavimentado la zona verde, y se ha construido una rampa en el acceso a las instalaciones del Espacio Joven, en la calle José Jaúregui 16. A estos espacios, añadir la mejora del acceso al Instituto Fray Luis de León por la avenida de Maristas, demanda realizada fundamentalmente por la comunidad educativa.

Además de los ya mencionados, el Ayuntamiento ha realizado obras de accesibilidad en los barrios de Puente Ladrillo, Chamberí, Barrio Blanco, Tejares, Ciudad Jardín, el Centro Histórico, el Arrabal o Vidal, entre muchos otros.

Y es que el Consistorio no cejará en su empeño de convertir Salamanca en una ciudad de la que todo el mundo, independientemente de su condición física o necesidades, pueda disfrutar en su totalidad, pero con más ahínco los ya residentes en ella. 

Comentarios