La esquizofrenia, la enfermedad mental más diagnosticada en 2017 en Salamanca

La esquizofrenia, la enfermedad mental más diagnosticada en 2017 en Salamanca

Salud Mental Salamanca ha presentado el resumen de su actividad realizada durante el año anterior, del que se destaca el aumento de asistencias en un 6,13%

Prosiguiendo la trayectoria iniciada hace más de 25 años, Salud Mental Salamanca ha incrementado en un 6,13 % las asistencias prestadas en el año 2017 en comparación con el año anterior, arrojando un balance positivo que, aseguran, les anima a “profundizar y mejorar en lo posible nuestra labor”.

En este sentido, el número de personas que han acudido a las numerosas actividades rehabilitadoras y de información y apoyo en el Centro de Día en Salamanca y en las delegaciones de Ciudad Rodrigo y Guijuelo ha sido de 183, siendo 124 usuarios (PCEM) y 59 familiares y allegados (adultos).

Han predominado los hombres en cuanto a los usuarios (61%), mientras que han sido más las mujeres (75%) en lo referente a familiares. Para atender a las personas que han asistido a las más de 30 actividades desarrolladas, han trabajado en la asociación 21 profesionales, de los que 3 son psiquiatras, 4 psicólogas, 3 pedagogas, 3 trabajadoras sociales, 4 educadoras sociales, 2 monitoras de taller y otras 2 personas de otra formación.

Se ha procurado clasificar por características similares a los usuarios que asisten a cada tipo de actividad, de modo que la atención prestada sea, por una parte, más especializada y, por otra, más directa y eficaz.

En cuanto a las actividades, las que han contado con un mayor número de asistentes han sido las del club de inserción social, seguido de habilidades sociales y centro ocupacional. Por lo que a los usuarios asistentes a las diversas actividades se refiere, han sido el 61% hombres y el 39% mujeres, predominado por edades las personas entre 41 y 60 años.

La edad media ha sido de 47 años. Por tipo de diagnóstico ha predominado la esquizofrenia 60%, seguida de los trastornos del estado del ánimo 19% y de la personalidad 13%. El 90% de los asistentes tenía una discapacidad mayor del 65%. Viven la mayoría con familiares 48% y solo el 19% vive solo.

En cuanto a situación económica han predominado los perceptores de pensión no contributiva (38%), y después los de invalidez laboral. Del total de usuarios, tan solo 5 tuvieron que ingresar temporalmente en la unidad de agudos del SACYL (Hospital Clínico), mientras que en la unidad de rehabilitación (Hospital Martínez Anido) fueron también 5 personas diferentes y 3 en la unidad de convalecencia del mismo hospital.

Durante 2017, ha podido reanudarse la asistencia a personas internas de la prisión de Topas, siendo una psicóloga y una trabajadora social quienes han actuado en diversas actividades rehabilitadoras o de apoyo social en dicho centro.

Por otra parte, han continuado consolidándose los programas desarrollados por la unidad infanto-juvenil, unidad que es pionera y hasta ahora única, entre las diferentes asociaciones de Castilla y León que se dedican a la salud mental.

También han continuado y consolidado los programas dedicados a la detección de la enfermedad mental y la orientación de los profesionales de la educación para que mejoren su formación en el área de la salud mental. Han llevado a cabo también programas para los familiares (escuela de padres) y para usuarios y adolescentes con problemas de salud mental.

Se ha trabajado con 10 personas de este grupo y con 24 familiares. Ha sido también importante la relación con profesionales de la educación, la salud primaria y la enfermería. Han trabajado de manera permanente en esta sección infanto-juvenil una psicóloga, máster en psicología infantil, un catedrático de psicopatología infanto-juvenil jubilado, asesor científico de la asociación y un profesional de la educación también jubilado, con amplia experiencia en el terreno, además de otras personas que lo han hecho de forma no permanente.

En este terreno de la infancia y juventud, al igual que ya sucediera con los adultos a lo largo de los 25 años de actividades de la asociación, es preciso resaltar lo difícil que resulta llegar a todas las personas con enfermedad mental y a sus familiares.

Este hecho se debe fundamentalmente a los siguientes factores:

- Desconocimiento por parte de los familiares y usuarios de que existe nuestra asociación.
- Estigma social provocado por la enfermedad mental.
- Falta de reconocimiento de la situación de enfermos por quienes están afectados.

Por todo ello, la entidad tiene el máximo interés en aumentar las actividades de la unidad infanto-juvenil ya que, como es sabido, aproximadamente en el 50% de los adultos que padecen enfermedad mental ésta surgió antes de cumplir 18 años. Lamentablemente, la atención a esta parte de población, tanto en el terreno sanitario como en el psicosocial, es bastante inferior a la que reciben los adultos. 

Comentarios
Lo más