Policarpo Díaz: "El amor es un elemento poderoso capaz de sacar a las familias de situaciones imposibles"

Policarpo Díaz: "El amor es un elemento poderoso capaz de sacar a las familias de situaciones imposibles"


El Instituto de Ciencias de la Familia de la Universidad Pontificia de Salamanca y la Unidad Pastoral Centro Histórico han organizado la mesa redonda ‘La fuerza del amor en la familia’

En el acto han estado presentes la directora del Instituto de Ciencias de la Familia, Luz Mª Fernández, el párroco de la Iglesia de La Purísima, Policarpo Díaz, y la coordinadora del Centro de Orientación y Mediación Familiar (COF), Julia Villa.

La directora del Instituto ha aludido a las palabras del Papa en Amoris Laetitia, exhortación apostólica que reflexiona sobre el amor en la familia: "ninguna familia es una realidad perfecta, sino que requiere de una progresiva maduración de su capacidad de amar", por lo que, según indica la directora, "la familia no es un ideal abstracto, sino un trabajo artesanal". Además, Fernández ha recordado los desafíos a los que actualmente se enfrentan las familias: migraciones, violencia de género, falta de trabajo, abuso de menores, atención de personas con discapacidad, respeto a los ancianos, etc. "Desafíos que las familias afrontan con amor". Además, se ha referido a las perspectivas pastorales que indica el Papa "y que orientan para construir familias sólidas", así como la importancia de la educación de los hijos, el acompañamiento a las personas solas o separadas, o la atención de los hijos en situaciones de conflicto.

El párroco de la Iglesia de La Purísima, Policarpo Díaz, ha expresado la importancia del amor "que fortalece como pueblo, que nos hace familia y nos fortalece en la debilidad". El párroco ha destacado el trabajo apostólico que se está desarrollando en su Iglesia como: la acogida con los novios"verdadero reclamo para estos tiempos"; la convivencia y formación durante el matrimonio, y la reflexión sobre la familia en la Biblia. Díaz ha reconocido también la debilidad que hay en las familias por dificultades económicas, enfermedades, o la imposibilidad de atender a los hijos, "pero el amor es un elemento tan poderoso que es capaz de sacar a las familias de situaciones imposibles".

El Instituto de Ciencias de la Familia se suma, a través de su ejercicio profesional, a la tarea planteada por el Papa: acompañar, discernir e integrar a la familia. Por ello, cuenta con centros asistenciales para la sociedad en esta materia, como el Centro de Orientación Familiar (COF). El servicio se creó hace 30 años con el objeto de prevenir y dar respuesta a las dificultades familiares o a crisis puntuales como: problemas entre la pareja, entre padres e hijos, o de un miembro de la familia. La coordinadora del COF ha insistido en "el diálogo constructivo y acogedor que se hace con las familias, desde el máximo respeto y confidencialidad". Los servicios que se ofrecen son los de orientación y asesoramiento ante: problemas de conducta de los hijos, problemas de comunicación de los integrantes de la familia, problemas personales, etc. También cuenta con un servicio de mediación familiar preventiva centrado en que la pareja llegue a acuerdos." La mediadora no toma decisiones por ellos, sino que los encauza para que ninguno pierda en ese acuerdo". También, según Villa, "se intenta que ante casos de separación, se realicen de manera tranquila por el bien de los hijos. Así como problemas de herencia o entre hermanos". El COF ha asistido el año pasado a 140 familias, 315 personas, en 560 sesiones.

La mesa redonda ha concluido con varios testimonios de distintos tipos de familia que han pasado por dificultades y la resiliencia de estas personas por el amor creado en el seno familiar.

Comentarios