El Coro Ciudad de Salamanca y profesores de la Banda Municipal de Música interpretan 'El Miserere' de Doyagüe

El Coro Ciudad de Salamanca y profesores de la Banda Municipal de Música interpretan 'El Miserere' de Doyagüe

Tiene lugar en la Catedral Vieja desde las 20 horas con entrada libre hasta completar aforo

La Catedral Vieja acoge este domingo la interpretación de 'El Miserere' de Manuel José Doyagüe por la Banda Municipal de Música; dirigida por Mario Vercher, y el Coro Ciudad de Salamanca, dirigido por Antonio Santos. Además contarán con la soprano María del Monte, la mezzosoprano Inmaculada Vara, el tenor Daniel Valderrey, el barítono Pablo Corbí y el pianista Rubén González.

Se trata de un concierto organizado por la Junta de Semana Santa de Salamanca, en colaboración con la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes. Dará comienzo a las ocho de la tarde y la entrada es libre hasta completar el aforo.

Como en años anteriores, mañana escucharemos música creada para la Semana Santa de nuestra ciudad a principios del siglo XIX, que sonaba habitualmente en la catedral hasta la entrada en vigor de las disposiciones del Motu Proprio de Pío X (1903). Junto con obras recuperadas en anteriores ediciones, este año se estrena la Lamentación primera del miércoles, que fue muy apreciada en su época y permanecía muda desde hace más de un siglo.

El concierto comenzará con Usque quo, breve y bello motete de pasión dedicado al Cristo de las Batallas, cuya imagen se conserva en la Catedral Nueva. A continuación, sonará la recién recuperada Lamentación que, como el resto de las obras del programa, ha sido transcrita y revisada por Josefa Montero. Las obras siguientes se encuadran en el Oficio de Tinieblas, que tenía lugar durante los maitines del Triduo Sacro, que se celebraban la tarde anterior.

Manuel José Doyagüe

El salmantino Manuel José Doyagüe (1755-1842) fue maestro de capilla de la Catedral de Salamanca desde 1789 hasta su fallecimiento. Aunque apenas salió de Salamanca y compuso únicamente música religiosa, las obras de Doyagüe se interpretaron en los principales templos españoles y llegaron a lugares tan distantes como Hispanoamérica y Filipinas. En Salamanca, se integraron en la vida ciudadana, formando parte de todas las celebraciones religiosas a las que acudían las autoridades y el pueblo. Para la Semana Santa, Doyagüe escribió música llena de arrepentimiento y perdón, como la que nos ofrece el programa de mañana.

Comentarios
Lo más