Educación pone en marcha en Valladolid una experiencia piloto para estimular al alumnado con altas capacidades intelectuales

Educación pone en marcha en Valladolid una experiencia piloto para estimular al alumnado con altas capacidades intelectuales

El consejero de Educación Fernando Rey, ha visitado esta mañana el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) ‘Julián Marías’ de Valladolid donde se celebra la segunda sesión del programa de enriquecimiento extracurricular, para los estudiantes con altas capacidades intelectuales. A lo largo de los próximos cuatro meses, 166 alumnos participarán en talleres y actividades con temáticas tan distintas como la robótica, la música, la criptografía o la arqueología, entre otras. Rey ha subrayado que el objetivo de esta iniciativa es potenciar las aptitudes del alumnado, estimulando aquellas en las que destaca y desarrollando aquellas en las que no es así, además de contribuir al desarrollo socioafectivo del escolar y estimular su creatividad y su pensamiento divergente

A partir de la aprobación del Plan Marco de Atención Educativa a la Diversidad para Castilla y León a finales de 2004, la Consejería de Educación ha dado cumplimiento a los compromisos adquiridos, mediante la elaboración de planes específicos para el alumnado con necesidades educativas asociadas a altas capacidades. Ahora, el II Plan de Atención a la Diversidad establece como una de sus actuaciones ofrecer una atención extraescolar al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, como es el caso de los alumnos diagnosticados con altas capacidades.

Este programa de enriquecimiento extracurricular está dentro del Protocolo de atención al alumnado con altas capacidades intelectuales que está elaborando la Consejería de Educación e incluye otras actuaciones como el cribado de detección precoz de altas capacidades en 1º de Educación Primaria. En Castilla y León, en el curso 2017-2018, hay un total de 529 estudiantes detectados con altas capacidades intelectuales.

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha visitado la segunda de estas jornadas que se desarrollarán, de forma piloto, los próximos sábados 14 de abril y 26 de mayo en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) ‘Julián Marías’ de Valladolid, de 10.30 a 14.00 horas. Rey ha subrayado que iniciativas como esta son “un complemento a las medidas de enriquecimiento curricular que se desarrollan en los centros educativos, fuera del horario escolar y de carácter voluntario y gratuito, con las que se trata de estimular el desarrollo de las capacidades de este alumnado a través de experiencias enriquecedoras y de interés que contribuyan a su desarrollo integral”.

A lo largo de estos cuatro sábados, participarán en el programa 166 alumnos de Valladolid y casi 35 docentes de distintos ámbitos y etapas educativas -maestros de Educación Primaria, profesores de Secundaria, de los conservatorios de Música, de la Asociación Castellana y Leonesa de Educación Matemática ‘Miguel de Guzmán’, de la Asociación de Química de Castilla y León, científicos del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y de la Universidad de Valladolid-.

Los objetivos de estos talleres son potenciar el desarrollo cognitivo y aptitudinales del alumnado, estimulando las aptitudes en las que destaca y desarrollando aquellas en las que no es así; contribuir al desarrollo socioafectivo del alumno; estimular la creatividad, el pensamiento divergente y su aplicación a la vida cotidiana; favorecer el pensamiento crítico y potenciar el razonamiento científico y el matemático.

Temáticas de los talleres

Los escolares de Infantil y Primaria que acudan al IES ‘Julián María’ podrán disfrutar de talleres de pre-robótica, donde les enseñarán a utilizar aplicaciones móviles para programar fomentando la creatividad en la resolución de problemas, desarrollando pensamiento analítico y lógico…; y de la iniciativa ‘¡Mira, escucha, toca!’ en la que, a partir de la observación de la música que les rodea y de las posibilidades sonoras de los objetos cotidianos, se tratarán distintos aspectos como la audición, la fabricación de instrumentos o la preparación e interpretación de una canción.

También en estas etapas trabajarán las Matemáticas -a través de actividades manipulativas en relación con el método de aprendizaje ABN o una ‘Gimkana matemática Diverm@tes’- y la Filosofía. También habrá actividades prácticas sobre aspectos científicos relacionados con el agua, la electricidad y las fuerzas y flotabilidad y otras para responder preguntas como ¿Qué hay en la comida? y la relación entre química y color.

Los alumnos de Secundaria tendrán un taller de Criptografía y Matemáticas, donde explorarán algunos aspectos de las Matemáticas que existen en el entorno natural y conocerán algunos de los métodos de cifrado clásico y cómo está presente en multitud de acciones cotidianas; la actividad ‘Filosofía con niños’ que desarrollará la destreza dialógica y la acción cooperativa, así como la elaboración de un producto final; ‘Biología molecular: Aprendiendo a ser un CSI’, propuesta didáctica que tiene como hilo conductor la importancia de la huella genética en una investigación criminal; ‘Física en el bolsillo’, conjunto de actividades relacionadas con algunos de los principios fundamentales de la física -movimiento, fuerza, transmisión de energía, ondas sonoras, etc.-; ‘Howard Sapiens’, creatividad literaria a través de distintas actividades; y varios experimentos relacionados con la luz y el color, los polímeros y recreación de grabados prehistóricos de yacimientos de Castilla y León mediante el uso de soportes y técnicas idénticas a las empleadas por las poblaciones que los elaboran.

Comentarios
Lo más