Stop Desahucios apunta que vecinos de Miranda de Azán siguen sin soluciones por parte de la Diputación

Una imagen de la localidad salmantina de Miranda de Azán
Stop Desahucios apunta que vecinos de Miranda de Azán siguen sin soluciones por parte de la Diputación

Una pareja vive en una especie de cobertizo y reclaman a la administración provincial que le busque una vivienda digna para poder trasladarse y dejar el lugar donde tienen unas malas condiciones higiénicas 

La plataforma Stop Desahucios Salamanca ha manifestado unos vecinos de la localidad de Miranda de Azán continúan sin encontrar soluciones por parte de las administraciones, en este caso por parte de la Diputación, a sus problemas de vivienda.

En este caso Stop Desahucios denuncia la situación de unos vecinos que están viviendo en una especie de “cobertizo en malas condiciones higiénicas”, como lo describe David García, alcalde de Miranda de Azan.

La situación se agrava porque uno de ellos está “enfermo, y lo que más preocupa es que no se le puede atender de forma correcta”. La organización Stop Desahucios apunta que “solo intenta ayudar a personas que la vida se le ha puesto cuesta arriba y vive como estos vecinos del pueblo en pésimas condiciones, luchamos por el derecho a la vivienda digna con todo lo que conlleva, no juzgamos, ni pedimos documentos, nuestra preocupación es que nadie viva en la calle”.

Según la plataforma estos vecinos de Miranda de Azán “subsistían con la renta garantizada que percibía ella, 430,27 euros, y que al haberle sido retirada, solo cuenta con 83,30 euros por eso no puede hacer frente al pago del alquiler, gastos de luz y agua. El día 14 de marzo se trasladaron al cobertizo, lugar en el que ella había vivido después de morir su marido hace ya tiempo”.

“Su actual pareja, recibe desde el 1 de enero de este año una ayuda concedida por el servicio público de empleo por valor de 430 euros que se terminará en julio de este mismo año. Esas son las extraordinarias ayudas que recibe. Después de contactar con nosotros, el 1 de marzo, ha solicitado al servicio público de empleo el subsidio por desempleo, y un funcionario de esta oficina le comunicó que tiene derecho a cobrarlo”, describen en el comunicado.

La plataforma los acompañó el día 13 a la diputación para buscar soluciones. La pareja que ya lo había intentado todo, e incluso hablaron con el sacerdote para que les cediera una casa vacía del obispado sin resultado positivo y también peticiones de una casa social al alcalde con el mismo resultado.

La solución dada por Diputación de Salamanca fue que la plataforma le buscara una casa si bien desde la plataforma se explicó que no tiene casas y que la obligación de proporcionarlas es de la administración, aunque hasta ahora no hay soluciones por lo que han vuelto al cobertizo.

Posteriormente se le buscó una pensión en Mozárbez, aunque no disponen de cocina y se han visto obligados a volver donde están sus pertenencias. Por ahora siguen a la espera de una vivienda digna.

Comentarios