Antonio Hidalgo desmiente la venta de sus acciones y amenaza con denunciar a un medio nacional por injurias

Antonio Hidalgo desmiente la venta de sus acciones y amenaza con denunciar a un medio nacional por injurias

Este medio publica este martes un acuerdo entre la familia Hidalgo y un fondo de capital de riesgo para la recompra de cerca del 30% del capital, entre el que se encuentran las acciones de Antonio Hidalgo. El hermano de Juan José Hidalgo rechaza esta información y avisa de que podría tomar medidas judiciales ante este medio al referirse a él como "hermano díscolo del fundador"

Antonio Hidalgo, vicepresidente y accionista de Globalia, ha salido al paso de las últimas afirmaciones recogidas en un medio nacional en el que se aseguraba que el accionariado iba a dar un vuelco significativo al estar ultimándose un acuerdo entre la familia Hidalgo y un fondo de capital de riesgo para "recomprar cerca del 30% del capital en manos del Banco Santander, Unicaja, Abel Matutes y el hermano díscolo del fundador".

Este último, sin embargo, ha desmentido que haya entrado en conversaciones para ninguna acción de compraventa e, incluso, estudia con su equipo jurídico la posibilidad de denunciar a este medio por las palabras utilizadas al referirse a su persona, al considerarlas injuriosas. 

Así, aunque es cierto que baraja vender su participación del 9%, como ya confirmara en septiembre de 2017 a SALAMANCA24HORAS, no ha mantenido conversaciones en estas últimas fechas con nadie para realizarla, a pesar de que el citado medio mantenga que Javier Hidalgo, hijo de Juan José Hidalgo y consejero delegado, haya mantenido contactos con Sociéte Générale y Deutsche Bank para lograr entre 300 y 450 millones. 

Entre las razones para querer vender se encontraría en que su hermano, Juan José Hidalgo, le dejara la empresa precisamente a su hijo Javier, que tomó decisiones como la de retirar del puesto de director de Compras a Antonio Hidalgo, hijo de Juan Antonio. 

De hecho, en diciembre, este abandonaría Globalia en un acuerdo litigioso después de este último pasaje, consecuencia de la mala relación existente entre la segunda generación de la familia. 

Comentarios