ILEÓN.COM

Detienen a un atracador en León tras pulsar la empleada de una gasolinera el botón del pánico

Detienen a un atracador en León tras pulsar la empleada de una gasolinera el botón del pánico

El hombre intentó atracar a punta de cuchillo sin éxito una estación de servicio y después robó un estanco de la capital leonesa antes de ser identificado y detenido gracias a la colaboración de las dos trabajadoras.




La Policía Local de León detuvo en la tarde del pasado lunes a un atracador en León capital después de que intentara conseguir el dinero de la caja registradora de una gasolinera con ayuda de un cuchillo de grandes dimensiones y de que también robara en un estanco de la capital leonesa, habiendo conseguido la empleada de la estación de servicio primera echar por tierra sus pretensiones tras apretar el 'botón del pánico' y la segunda dependienta haber facilitado información precisa sobre el ladrón que facilitó su detención.

Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la tarde del lunes 19 de marzo, según ha podido confirmar iLeon.com de fuentes oficiales, y no sucedieron precisamente conforme a la lógica de una aparente organización previa de ambos atracos sino más bien obedeciendo a aparentes impulsos momentáneos.

Porque el hombre que lo protagonizó, de unos 40 años, lo primero que hizo al estacionar el vehículo que conducía en una gasolinera de la avenida Antibióticos de León fue repostar combustible. Y una vez que hubo terminado, según la denuncia, fue cuando se dirigió a la empleada de la estación de servicio, a la que amenazó con un arma blanca de grandes dimensiones pidiéndole dinero. La mujer, sin embargo, tuvo oportunidad de accionar el llamado 'botón del pánico', es decir, un aviso automático para casos de este tipo de emergencia. Alertado por esta circunstancia, el hombre regresó a su vehículo y emprendió la huida a gran velocidad.

Cuando pasados unos minutos esta mujer ya había contactado con la Policía Local para ofrecer los primeros datos descripticos de la situación y del individuo, se recibió aviso de otra mujer, en este caso dependiencia de un estanco próximo a la estación de autobuses de León capital. La información era que un hombre -cuya descripción se pudo comprobar después que coincidía con el primer caso- había entrado, solicitado unas cuantas cajetillas de tabaco y huido sin abonarlas, aunque al parecer también sin amenazar a la mujer ni intentar robar con violencia.

Vital colaboración

Trasladadas varias patrullas a la zona, comenzaron a recorrer las zonas aledañas con la información de que ya disponían, hasta conseguir localizar el turismo empleado en el intento de atraco a la gasolinera estacionado en una bocacalle de la avenida Quevedo en León y poco después identificar y detener al hombre que protagonizó el atraco frustrado y el robo posterior. Fuentes de la investigación destacan la importancia de la rapidez y concreción ofrecida por las dos mujeres víctimas de sendos robos para conseguir resolver esta situación satisfactoriamente, poniendo al atracador a disposición judicial con todos los informes e investigaciones realizadas sobre este caso.

Comentarios
Lo más