Cáritas organiza el 28 de marzo una jornada con motivo del Día Internacional del Empleo Doméstico

Fotografía de una de las jornadas desarrolladas para realizar los preparativos del acto público que tendrá lugar el 28 de marzo
Cáritas organiza el 28 de marzo una jornada con motivo del Día Internacional del Empleo Doméstico

Un acto público que se realizará en la Plaza Mayor a las 12 horas y donde tiene como objetivo reconocer la labor que se realiza en las casas, indispensable para el cuidado de tantas personas mayores, muchas solas y enfermas, y necesario para el funcionamiento de muchos hogares

Dado que este año el día 30 de marzo coincide con el Viernes Santo, el acto público y reivindicativo que Caritas Diocesana organiza con motivo del Día Internacional del Empleo Doméstico tendrá lugar el día 28 de marzo a las 12 horas en la plaza Mayor de Ciudad Rodrigo.

Con motivo de este acto público, Caritas Diocesana Ciudad Rodrigo ha desarrollado varias jornadas donde, las personas que se dedican o buscan trabajo en empleo doméstico han participado en los preparativos.

En el Día Internacional del Empleo Doméstico, se recuerda a todos los trabajadores y trabajadoras del hogar que sufren condiciones abusivas: sin cotizar a la seguridad social, sin firmar un contrato, con salarios por debajo del mínimo que marca la ley, sin descanso.

La ley reconoce avances y mejoras como: el alta en la seguridad social desde la primera hora de trabajo por parte de las familias empleadoras, la firma de un contrato escrito, el reconocimiento de las pagas extras y las vacaciones, y la cobertura de la baja por enfermedad desde el cuarto día.

Pero lo conseguido no es suficiente. Por ello, se sigue reivindicando que el Gobierno ratifique el convenio 189 sobre Trabajo Doméstico de la Organización Internacional del Trabajo, que se comprometa a estudiar y poner en marcha mecanismos necesarios para que las Trabajadoras y Trabajadores del Hogar puedan cobrar prestación por desempleo, que se mejore la regulación del trabajo en régimen interno en los hogares, que exista mayor vigilancia a las empresas de servicios que intermedian entre la oferta y la demanda para garantizar el cumplimiento de la legislación y evitar abusos, facilitar formación para profesionalizar el sector y mantener la lucha contra la economía sumergida en este área.

Comentarios
Lo más