La apertura de la carretera entre El Cerro y Peñacaballera se demorará al menos hasta mayo

Imagen de cómo está en la actualidad las obras de la carretera entre Peñacaballera y El Cerro
La apertura de la carretera entre El Cerro y Peñacaballera se demorará al menos hasta mayo

El diputado de Fomento, Carlos García Sierra, lamentó las incidencias, aunque los vecinos de la zona seguirán protestando por el retraso acumulado de varios meses. El problema principal, según el director de obra, han sido las inclemencias climatológicas

La apertura de la carretera DSA-290 entre las localidades de Peñacaballera y El Cerro se demorará al menos un mes más, siempre y cuando la climatología sea aceptable por lo que la vía no estará disponible hasta principios de mayo. Así lo aseguró el director de la obra, Alberto Vara Miranda. El diputado de Fomento, Carlos García Sierra, pidió disculpas a los vecinos, que sin embargo siguen muy enfadados con el retraso de una obra que se ha prolongado demasiado en el tiempo, en unas ocasiones por la mala ejecución de la misma, los problemas derivados de la construcción y por la mala climatología, que no ha dejado avanzar.

En cualquier caso, los vecinos de esta zona de la provincia de Salamanca siguen indignados porque creen que para hacer cinco kilómetros se está tardando demasiado. El alcalde de El Cerro, Juan Carlos Garavís, presente en la rueda de prensa, indicó que este miércoles 28 de marzo los vecinos se volverán a manifestar para reivindicar que las obras concluyan cuanto antes y que no se demore más. Incluso indicó que las protestas continuarán hasta que no se terminen las mismas en lo que ya consideran una desconsideración por parte de la Diputación y la empresa adjudicataria.

Carlos García Sierra explicó que la obra se dividió en dos desglosados. Uno acabó el 31 de octubre de 2017. Se licitó por 750.000 euros y se adjudicó por 595.925 euros. Su coste definitivo, con la liquidación y la certificación final fue de 634.574,87 euros.

En el segundo tramo es donde surgieron los problemas, en primer lugar por las voladuras, lo que retrasó la obra hasta el 15 de diciembre. Posteriormente surgió un problema técnico y se le reclamó a la empresa la reposición, a su costa del tramo que no reunía las condiciones técnicas que se le exigían a la obra. Y por último comenzaron las incidencias por la climatología. La obra se iba a terminar el 29 de marzo, pero ahora se demora un mes más y siempre que el clima lo permita. Esta segunda obra se licitó por 324.607,95 euros y se adjudicó por 249.100,18 euros.

Carlos García Sierra entendió el malestar de los vecinos y que las cosas se han demorado por temas excepcionales, aunque los ciudadanos, escépticos, no acaban de creérselo y piden soluciones.  

Comentarios
Lo más