​La USAL incrementa un 2% su presupuesto para el 2018 para alcanzar los casi 215 millones de euros

​La USAL incrementa un 2% su presupuesto para el 2018 para alcanzar los casi 215 millones de euros

Además, el Consejo de Gobierno ha aprobado el calendario del próximo curso académico, que adelanta una semana el inicio de las clases, así como las plazas que se ofertarán en Grado y Máster, con casi 8.500 plazas en total


El presupuesto de la Universidad de Salamanca de 2018 ascenderá a 214.980.142 euros, lo que supone un incremento del 2,10% respecto al ejercicio anterior que se situó 210.566.272, euros. Este ha sido uno de los principales acuerdos adoptados en la sesión del Consejo de Gobierno celebrada en la mañana de hoy, en la que también se estableció un techo de gasto para este año de 244.262.844,28 euros.

Entre las novedades de estas cuentas universitarias destaca el incremento del 2% en las asignaciones a centros y departamentos, “después de varios años de congelación”, así como “un incremento sustancial” de la dotación destinada al Programa de Acción Social (más de un 50% de incremento en la dotación a ayudas sociales de carácter general), según informó en rueda de prensa el rector, Ricardo Rivero, al finalizar la reunión.

Asimismo, se han incrementado fuertemente las partidas dedicadas a reparaciones, obras menores y mejoras de las infraestructuras, “en línea con el deseo de mejorar las condiciones de trabajo y apostar por mejorar los edificios que ya tenemos”; se ha producido una mejora sustancial de la dotación presupuestaria de bibliotecas, con un incremento de un 29,40%; se ha mejorado en más de un 7% la dotación presupuestaria del Consejo de Delegaciones y las Asociaciones estudiantiles; y se ha elevado en más de un 10% el incremento de la dotación para actividades deportivas, cumpliendo así “los compromisos adoptados por el equipo de Gobierno”.

Durante la sesión ordinaria de hoy se ha procedido además a “un acuerdo importante”, la aprobación del calendario académico de la Universidad de Salamanca para el curso 2018-2019, que establece como novedad más importante el adelanto de una semana en el inicio de la actividad académica que arrancará el 10 de septiembre, aunque algunos grados comenzarán sus clases el día 3 de septiembre, “como viene siendo habitual”, según incidió Rivero.

No obstante, la sesión solemne de inauguración del curso se fija provisionalmente para el 14 de septiembre, si bien todavía no está cerrado quien será el ponente inaugural, como explicaron en rueda de prensa.

Oferta de plazas para Grado y Máster

Entre los acuerdos destacados del Consejo de Gobierno destacó, igualmente, la aprobación del doble Grado en Biotecnología y Farmacia, adscrito a Ciencias de la Salud, y la oferta de plazas de la Universidad de Salamanca para titulaciones de Grado (6.160) y Master (2.285) para el próximo año académico.

Rivero informó que con esta decisión se mantiene la oferta máxima de las plazas que recogen las memorias de verificación de todos los grados del Estudio salmantino, “con las disminuciones mínimas necesarias para compensar la oferta de dobles titulaciones”. Por áreas de conocimiento la disponibilidad de vacantes en los Grados se reparte en 1.310 en Arte y Humanidades, 620 en Ciencias, 920 en Ciencias de la Salud, 2.237 en Ciencias Sociales y Jurídicas y 1.073 en Ingenierías.

Por otra parte, las 2.285 plazas disponibles para Másteres Universitarios se reparten de la siguiente forma: 399 en la rama de conocimiento de Arte y Humanidades, 283 en Ciencias, 370 en Ciencias de la Salud, 1.063 en Ciencias Sociales y Jurídicas y 170 en Ingenierías.

Así, no se produce ninguna rebaja respecto a la actual oferta para así seguir cumpliendo el objetivo de “incrementar el número de estudiantes”, intentando revertir la tendencia actual.

Casi 100 días de gobierno en los que se está realizando “un esfuerzo adicional en un año tan importante”

Este es el tercer Consejo de Gobierno de Ricardo Rivero como rector de la Universidad de Salamanca, muy cerca ya de los cien primeros días de su mandato al frente de la casa rectoral. Al acercarse esta fecha simbólica, el rector ha querido agradecer “a todo el equipo de Gobierno y a toda la comunidad universitaria” la colaboración recibida en estos primeros meses de gestión y “el esfuerzo adicional que se está realizando este año tan importante”, como es el del VIII Centenario.

Asimismo, Rivero ha querido “pedir disculpas por los fallos cometidos en estos tres meses” y ha señalado que siguen trabajando con toda su energía “y en las mismas líneas” estructurales. Y es que partiendo de esta fecha se realizará el proyecto para los próximos cuatro años para así cumplir todos los objetivos y propuestas realizadas por el equipo de Gobierno.

Por ello, en lo que se refiere al Personal Docente e Investigador, se están sentando las bases para el rejuvenecimiento, recuperación y renovación de la plantilla. Durante este año se convocarán cerca de 120 plazas para estabilizar y promocionar la plantilla de profesores de forma que se empezará ya en 2018 a renovar y rejuvenecer el personal docente.

De igual manera, tal y como prometió, Rivero ha participado personalmente en todos los procesos de negociación para la mejora de las condiciones del Personal de Administración y Servicios, negociaciones que han dado ya los primeros frutos: la recuperación de la acción social, la negociación de un nuevo formato de promoción con los órganos de representación y un nuevo plan de formación, que se financiará al 100% por la USAL el próximo curso y con la esperanza de que se siga así los próximos años.

Además, se espera una subida salarial para todos los empleados de la Universidad pero, como es un tema que está pendiente de la aprobación de la Junta, no se ha reflejado en los presupuestos actuales, si bien cabe espacio para su inclusión.

Para los estudiantes “se han articulado medidas de ampliación de horarios de bibliotecas y zonas de estudio, se han introducido elementos de flexibilización del calendario académico” y, principalmente, se ha solicitado a la Junta una rebaja mayor de las tasas “no sólo en primera matrícula” y más especialmente en algunas carreras.

Y es que, según señaló Rivero, agradecen “la decisión de la Junta” de bajar las tasas y aproximarlas a la media nacional, pero consideran necesario que esta sea mayor, ya que la USAL cuenta “con la capacidad de atraer más estudiantes y de más comunidades autónomas”, que han estado “mucho más audaces”.

También se han llevado ya a cabo las primeras medidas para la simplificación administrativa, como la introducción del modelo de Declaración Responsable para evitar la solicitud de documentos redundantes en los procesos administrativos internos. Igualmente, se han dado pasos en el incremento de la transparencia en la gestión, siendo el más destacable la publicación de las agendas del rector y del equipo de Gobierno, que están accesibles desde la web principal de la universidad.

Todo ello, en el marco del comienzo de año del VIII Centenario, que ha requerido una intensa actividad del Rector y de todo su equipo en la organización y promoción de los actos institucionales, académicos y culturales que llenan este año tan especial para la Universidad de Salamanca, un tiempo “bien invertido, porque este es el año clave”, recordó Rivero.

A favor de una prueba única para la EBAU o, si no, una mejor coordinación de las Comunidades Autónomas

Ricardo Rivero además, al ser preguntado, cree que las comunidades autónomas “deberían estar más coordinadas en un tema tan serio” como es la prueba de accesos a las universidades, ya que se trata de un tema referente a la igualdad de oportunidades.

Sin embargo, el rector de la Universidad de Salamanca también quiso mandar “un mensaje de prudencia”, es que se debe en todo momento evitar desacreditar los sistemas públicos educativos, ya que para resolver el problema hay que no intentar generar una sensación “de que los sistemas públicos educativos pueden estar funcionando mal”, y como aseguró, “menos sin tener datos precisos”.

Por ello, aboga por definir una mayor coordinación entre comunidades autónomas, especialmente “respecto a los niveles de exigencia”, ya que no parece posible actualmente un modelo de prueba única, que sería “el mejor”, si bien para eso hace falta mucha comunicación.

Pendientes de si los estudiantes del MUPES podrán presentarse a las oposciones

El rector de la USAL también explicó que desde el equipo rectoral “han abogado porque se permita” presentarse al alumnado del MUPES presentarse a las oposiciones para profesorado de Secundaria del próximo junio.

Por ello, están pendientes de que “la interpretación de la convocatoria” dé lugar a la posibilidad y, si está en su mano la posibilidad de ayudar, “lo vamos a hacer”. Además, Rivero destacó que “se han anticipado mucho las convocatorias”, y que siguen muy pendientes “y muy interesados” en la posibilidad, si bien la decisión final “es de la Junta de Castilla y León”.

Comentarios
Lo más