Los lácteos y el gluten suponen más del 58% de casos de intolerancias alimentarias

Los lácteos y el gluten suponen más del 58% de casos de intolerancias alimentarias

Según un estudio realizado por la aplicación Allergeneat

Los productos lácteos junto a los que contienen gluten son los que provocan la mayor parte de las intolerancias alimentarias, representando un 29,7% y un 28,7% respectivamente. Son datos que se extraen de un informe elaborado por Allergeneat entre 2.000 usuarios.

Según la Federación de Asociaciones de Celiacos de España, se estima que la intolerancia al gluten o enfermedad celíaca (EC) afecta a un 1% de la población (unas 450.000 personas) y que es más frecuente en mujeres que en hombres (proporción 2:1). De ese 1%, el 75% está aún sin diagnosticar. Sin embargo, gracias a los nuevos métodos de diagnóstico y a los avances en el conocimiento científico y médico, se ha podido comprobar que los casos de celiaquía y de sensibilidad al gluten no dejan de aumentar.

“Las intolerancias alimentarias están creciendo mucho en los últimos años -explica Quim Sánchez, creador de Allergeneat, ‘app’ que detecta la presencia de alérgenos en los productos leyendo el código de barras-, y los expertos señalan distintas causas para que esto sea así: consumo de medicamentos, estrés, consumo de alimentos procesados, condiciones medioambientales, etc.”.

En el caso de los productos lácteos, el diagnóstico no es sencillo. “Es importante distinguir –apunta Quim- la intolerancia a los lácteos de la intolerancia a la lactosa”. Cuando hablamos de lácteos nos referimos a todos los productos derivados de la leche, contengan o no lactosa (yogur, queso, leche, leche sin lactosa, etc.). En cambio, la lactosa es el azúcar que está presente en la leche de los mamíferos. “Hay personas alérgicas a los lácteos, otras a la lactosa, y las hay que son alérgicas a la lactosa y a los lácteos”.

Así, la prescripción en caso de intolerancias es complicada en muchas ocasiones. De los casos diagnosticados, se calcula que hay 12 millones de personas en España con problemas de intolerancias, y el crecimiento es exponencial. Por eso, y porque a su pareja le detectaron varias intolerancias, Quim, que es ingeniero en telecomunicaciones, ha desarrollado una ‘app’ que ayude a estas personas. “

De pronto nos encontramos que perdíamos muchísimo tiempo haciendo la compra porque teníamos que leer las etiquetas de los productos y pensé que un lector de códigos de barras podría ser la solución”.

Allergeneat se descarga de forma gratuita y su utilización es muy sencilla. El usuario crea un perfil en el que especifica a qué productos es alérgico o intolerante. Después, basta con escanear el código de barras del producto y en menos de un segundo aparece en la pantalla del teléfono ‘apto’ en verde o ‘no apto’ en rojo.

Allergeneat detecta los alérgenos de la mayoría de los productos de marca propia del mercado, alrededor de un 90%, y cuenta con una base de datos con más de 100.000 referencias del mercado nacional, que se actualiza mensualmente con 9.000 referencias nuevas. Esto la convierte en la ‘app’ referente del mercado, ya que las demás aplicaciones tienen apenas un tercio de las referencias y muchas de ellas son introducidas por los usuarios, reduciendo la fiabilidad de los datos. El algoritmo que sustenta Allergeneat supera tres filtros en 0,1 segundos, lo que aporta a la ‘app’ cerca del 100% de fiabilidad. Otra característica que asegura la veracidad de Allergeneat es que los usuarios no tienen acceso a modificar datos. Además, no es necesario 3G, 4G ni Wifi mientras se usa. 

Comentarios