SEMANA SANTA 2018

La lluvia amenaza a los días grandes de la Semana Santa

La lluvia amenaza a los días grandes de la Semana Santa

Las diferentes hermandades que procesionarán desde este jueves miran al cielo ante las previsiones de lluvia e, incluso, nieve. La Aemet alerta de esto último el viernes, principalmente en las zonas del Sistema Central

Los días primaverales que han podido disfrutar cofrades y público durante los últimos días para los primeros días de la Semana Santa se tornarán en un cielo oscuro y amenaza real de lluvia que mantiene en vilo a las diferentes hermandades que procesionarán desde este Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección. 

De momento, el agua solo ha afeado un Viernes de Dolores que no permitió ver la procesión de Vía Matris y que mantuvo en vilo al traslado del Cristo de la Liberación, pero ahora provoca la incertidumbre para los próximos días.

Así, según la Agencia Estatal de Meteorología, la lluvia puede llegar ya este Jueves Santo, turno para las procesiones del Vía Crucis, Santísimo Cristo de la Agonía y del Cristo del Amor y de la Paz. Son, precisamente, estas dos últimas la que más riesgo correrían al ubicarse la lluvia desde las 21 horas en adelante, aunque no en abundancia. 

Para el viernes, incluso, podría llegar la nieve, de la que, eso sí, se podría librar la Hermandad Dominicana en su procesión de las 5 horas. La Aemet, de hecho, avisa de alerta amarilla en el Sistema Central por acumulación de nieve de hasta cinco centímetros desde las 13 horas hasta la medianoche. 

Estos copos también podrían llegar a la capital aunque lo que parece probable es que también aparezca la lluvia. De nuevo, las hermandades a mirar al cielo para conocer su sino en un Viernes Santo que vuelve a amenazar a las tres procesiones vespertinas. 

A las 16:15 horas será el turno de la procesión del Santo Entierro, en la que la lluvia se espera abundante, aunque irá aminorando a lo largo de la tarde, según las previsiones, por lo que las procesiones de las 18 y 18:30 horas estarán atentos al devenir del agua. 

Sábado y domingo, en cambio, todavía no cuentan con malas previsiones de lluvia, por lo que respetarían a un final de Semana Santa que todavía aguarda a que el 'puzzle' del agua respete a las procesiones. 

Comentarios