Reaparecen los casos de envenenamiento de carne para perros en la capital

Pipican de la plaza de la Concordia.
Reaparecen los casos de envenenamiento de carne para perros en la capital

Vecinos de Salamanca han vuelto a denunciar que sus perros han encontrado trozos de carne con matarratas en su interior. Esta vez han aparecido por la zona de Pizarrales, cerca del colegio Salesianos

Vecinos de Salamanca han vuelto a denunciar la aparición de trozos de carne por la ciudad de Salamanca con raticida en su interior, colocados en parques y zonas de paseo de perros con el objetivo de envenenar a estos.

En esta ocasión, trozos de pollo guisado con matarratas han sido encontrados por una perra por el barrio de Pizarrales, cerca del colegio Salesianos, entre unos arbustos. Por suerte, el animal no llegó a comerlos, y fue la veterinaria quien alertó que esa comida estaba envenenada.

Este método no es nuevo en Salamanca, ya que hace unos meses varias fueron las zonas donde apareció carne en mal estado o con alfileres, como un parque de la plaza Coimbra, en el Teso de la Feria, en un parque infantil del Zurguén, en la plaza de la Concordia o en el parque Jesuitas. Precisamente uno de esos trozos causó la muerte de una cachorra, Dona, de apenas cinco meses.

Además, varios vecinos del barrio de Pizarrales ya alertaron a la Policía también hace unos meses que vieron a un hombre depositando un cubo lleno de carne escondida entre los árboles, si bien no se llegó a hacer ningún análisis.

Hay que extremar las precauciones dado la reaparición de los casos de la carne envenenada, ya que no sólo los perros pueden sufrir intoxicaciones, sino que también los niños pequeños podrían resentirse en el caso de mantener contacto con los alimentos. Los síntomas en los animales podrían aparecer entre las 24 y las 72 horas posteriores.

Comentarios
Lo más