Jueces y fiscales reclaman mejorar las condiciones de trabajo, aumentar plantilla y salarios

Jueces y fiscales reclaman mejorar las condiciones de trabajo, aumentar plantilla y salarios


Este jueves han comenzado las movilizaciones a nivel nacional, que en caso de no conseguir resultados, desembocarán en una huelga general a finales de mayo. Alrededor de 20 jueces y fiscales, del total de 32 jueces y 16 fiscales que hay en la provincia, se han concentrado a las puertas de juzgados en Salamanca para pedir mejorar la administración judicial

Después de reivindicaciones de todos los sectores, llega el turno de jueces y fiscales. Han comenzado este jueves 5 de abril con concentraciones a nivel nacional. En Salamanca, en concreto, alrededor de 20 profesionales han hecho notar su posición frente a las puertas del juzgado, donde han reclamado la pérdida de trabajo, la pérdida de nivel retributivo y las condiciones de trabajo.

Las movilizaciones continuarán el próximo 14 de abril con una concentración en Madrid a la que se desplazarán profesionales de todos los puntos de la geografía española. A partir de esa fecha, jueces y fiscales harán paros parciales los jueves de cada semana durante un mes. En caso de no llegar a acuerdo con el Ministerio de Justicia, las movilizaciones culminarán en una huelga general el próximo 22 de mayo.

El presidente de la Audiencia, José Ramón González Clavijo, explicaba que en Salamanca es necesaria la creación de nuevas unidades jurisdiccionales para reducir la carga de trabajo. Entre esas peticiones están una plaza más fija de magistrado de la Audiencia, un Juzgado de lo contencioso, un Juzgado de Instrucción y un Juzgado de Primera Instancia. “Se funciona bien en Castilla y León y en Salamanca, donde las medias de respuesta son más que razonables, pero a costa de un esfuerzo ímprobo con una carga de situación familiar.”

Aseguraba que la pérdida de poder adquisitivo y la falta de plantilla “se ha ido parcheando con soluciones que no garantizan un buen servicio para los ciudadanos”. De hecho, al no haberse aumentado el número de jueces y magistrados ha provocado que haya “un gran colapso en muchos órganos jurisdiccionales”, llegando a trabajar en muchos casos al 150 o 180% del tiempo.

Problemas informáticos

Los fiscales, por su parte, reivindicaban también los problemas que tienen desde hace varios meses por el sistema informático Fortuny, que lejos de modernizar la vía informática, están provocando retrasos continuos durante varios días, dado que cada vez que se introducen cambios provocan errores.

El teniente fiscal, José Luis Sánchez García, explicaba a los medios que están en contra de la informatización: “el sistema informático que se nos ha impuesto es absolutamente inadecuado”. En lugar de integrar todo en un solo sistema informático, “tenemos uno que se comunica mal o no tiene comunicación con el sistema de los jueces”.

Concentración jueces y fiscales (1)


Comentarios
Lo más