ILEÓN.COM

El tiempo y los pisos turísticos ilegales 'boicotean' el turismo de Semana Santa en León

El tiempo y los pisos turísticos ilegales 'boicotean' el turismo de Semana Santa en León
A pesar de haber sufrido cancelaciones y con peores datos que el año pasado, los responsables del turismo en la ciudad realizan un balance positivo, con buen impacto económico para León. En el caso de los alojamientos rurales el cómputo ha sido muy bueno, con una ocupación que ha rozado valores del 100%

Cumplida una semana del día más grande de la Semana Santa leonesa, el Jueves Santo, los principales responsables del turismo en León valoran la ocupación y el gasto realizado por los viajeros que durante estos días han decidio pasar sus vacaciones en la provincia leonesa, realizando un cómputo positivo pero con matices importantes.

El presidente de los hoteleros leoneses ha realizado un balance positivo de la Semana Santa leonesa, aunque sin esconder que el cómputo total ha registrado un 10% menos de turismo, en comparación con las cifras totales del año pasado –abril 2017-.

Álvaro Miguélez ha reconocido que hasta diez días antes del comienzo de estas fiestas, la ocupación en la ciudad estaba completa, pero que debido principalmente a las previsiones meteorológicas (de lluvia, viento, frío y nieve) las anulaciones provocaron que llegado el miércoles pasado -28 de marzo y día oficial del comienzo de las vacaciones o puente de Semana Santa en León- hasta un 20% de las habitaciones en la ciudad quedaban por vender.

"Se ha librado. No ha sido mala. A pesar de las anulaciones, al final se ha recuperado la actividad hotelera en León, pero con un 10% menos según el cómputo general comparando las cifras con 2017", ha declarado Miguélez.

El presidente de los hoteleros de León atañe al mal tiempo el descenso, asegurando que, como en años anteriores, en su mayoría el turismo recibido ha sido nacional. "Hemos recibido turistas de Asturias, Galicia, País Vasco y Madrid, principalmente. También de leoneses que vuelven a pasar aquí las fiestas", ha explicado Miguélez, asegurando que el porcentaje de extranjeros es pequeño, sin olvidarse de los peregrinos que coinciden con estas fechas a su paso por León.

El lastre de los pisos turísticos ilegales

Desde la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de León, la valoración de esta Semana Santa ha sido muy positiva, a pesar de haber sufrido una climatología muy adversa, tal y como ha estimado la concejala de Turismo, Margarita Torres. "Ha tenido un gran éxito, con un gran impacto económico para la ciudad, con más de 1.500 empleos creados para la fecha, y más de 5 millones de beneficios directos", ha declarado Torres.

Además de un tiempo desagradable, Torres ha destacado como el mayor inconveniente el lastre de los pisos turísticos ilegales. "Se trata de una competencia desleal, un problema que provoca que las cifras de la ocupación no sean reales", ha declarado.

La concejala ha insistido en que todavía no existen datos definitivos –puesto que se espera a la semana que viene cuando los escolares vuelvan de las vacaciones-, pero ha reconocido que la ocupación hotelera ha sido mejor en la provincia leonesa que en otras de la Comunidad y del resto de España. "Ha crecido el turismo rural. La gente ha preferido la montaña y la nieve en vez de la sol y la playa".

La edil popular también ha comentado que los días que el tiempo ha dado calma, ya que muchas procesiones no pudieron salir debido a la lluvia –por ejemplo todas las procesiones del Jueves Santo fueron suspendidas- el balance ha sido muy positivo.

Torres ha querido felicitar a la Junta Mayor de la Semana Santa y al personal municipal, "por el esfuerzo permanente que hacen durante todo el año".

A vueltas con el clima, culpable de un notable descenso de clientes en alojamientos y hostelería

Del mismo modo, Mari Geli Luego, presidenta de los hosteleros de la provincia de León, también hace un balance similar. En este caso, cifra la ocupación hotelera en León en torno al 80-85% y asegura que se ha producido un descenso notable de clientes tanto en los alojamientos como en la hostelería.

Algo que achaca principalmente a la climatología. "El turismo de León en Semana Santa es de calle, de ver procesiones, de ver la ciudad y depende mucho del tiempo, si va a hacer frío o lluvia, se producen cancelaciones, como ha ocurrido este año", precisa.

No obstante, la presidenta de los hosteleros leoneses explica que, a falta aún de cifras oficiales, desde el sector preveían que la bajada en el consumo iba a ser mayor de lo que finalmente ha sido por lo que se muestra moderadamente satisfecha con los datos.

Luengo añade que pese a que no ha sido la mejor Semana Santa en cuanto a turismo, "se ha trabajado bien" y la actividad ha sido importante. Además, añade que las vacaciones escolares –que comenzaron el Jueves Santo- así como que este año la Semana Santa cayera muy pronto, han lastrado el 'tirón' del turismo semanasantero, que podría haber sido de 'record' gracias al impulso de la capitalidad gastronómica que ostenta León.

Lleno absoluto en turismo rural

A diferencia de en la capital, los alojamientos rurales de la provincia de León sí han logrado el lleno absoluto durante la Semana Santa, según ha explicado a este periódico el vicepresidente de Aletur, José Manuel Álvarez. 

Así, aunque todavía no se disponen de cifras oficiales, desde la asociación cifran la ocupación en "prácticamente el cien por cien" y destacan el importante interés de los viajeros por alojarse en la provincia de León, habiendo incluso mucha gente en 'lista de espera' para poder ocupar habitaciones o casas rurales si se producían cancelaciones.

Además, están buenas cifras no se han centrado solo en los días festivos –desde el Jueves Santo al Domingo de Resurrección-, si no que durante toda la semana previa los alojamientos rurales leoneses se han mantenido prácticamente llenos. Incluso esta semana, la ocupación está siendo muy alta.

La mayoría de las reservas se realizó con bastante antelación, explica Álvarez, aunque precisa que en las últimas semanas, justo antes de las fiestas, también se notó un gran interés, pero que fue imposible atender porque la ocupación estaba ya casi al completo.

Por todo ello, desde Aletour valoran de forma "muy positiva" este periodo, además aseguran que, aunque los últimos dos años la ocupación ha sido muy alta y rozando el completo en las zonas rurales, este año ha sido especialmente bueno.

A diferencia de lo que ha ocurrido en la capital, la previsión de climatología adversa, que después se cumplió, no provocó en el turismo rural cancelaciones. "No sólo no ha habido cancelaciones, si no que ese repunte de la nieve ha sido agradecido por muchos de los turistas que han visitado la provincia".

Comentarios
Lo más