POLÉMICA CON LA EBAU

​Los alumnos salmantinos creen que la EBAU debería ser “igual para todos”

Alumnos de 2º de Bachillerato en la Olimpiada de Geografía
​Los alumnos salmantinos creen que la EBAU debería ser “igual para todos”

Estudiantes de 2º de Bachillerato de la ciudad charra tienen cierto miedo a que jóvenes de otras regiones de España les puedan llegar a ‘robar’ su plaza en la carrera al llegar con notas ‘infladas’, y creen que una prueba única a nivel nacional acabaría con cualquier desigualdad y sospecha

Apenas quedan menos de dos meses para que finalice el curso para el alumnado de 2º de Bachillerato y se enfrenten a la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). Unos exámenes que cada año están envueltos en polémica y en la que los estudiantes castellanos y leoneses siempre se ven, de cierta manera, perjudicados.

Si bien este año la gran mayoría de quejas vienen relacionadas con las fechas de realización de los exámenes (se ha adelantado una semana la primera convocatoria y dos meses la segunda, teniendo lugar ahora en junio), no son pocas las voces que claman una prueba de acceso único para toda España y acabar así con las desigualdades que pueden sufrir alumnos de ciertas comunidades donde, supuestamente, es más fácil.

Precisamente, en Castilla y León es una de las regiones donde más dificultad entraña la EBAU, algo que sabe bien tres jóvenes salmantinos que cursan 2º de Bachillerato y que atienden a SALAMANCA24HORAS contando su experiencia del curso y de lo que creen que les espera de aquí a junio.

Alma Martín, alumna del Torres Villarroel, reconoce que el curso lo lleva “bien pero con mucho estrés”, si bien amigos que habían pasado por el curso antes ya le habían avisado “e iba bastante mentalizada”, aunque explica que “algunas asignaturas no esperaba que fueran tan complicadas”.

Una dificultad que también conoce una alumna del Colegio Salesiano María Auxiliadora, que asegura que, además de difícil, está siendo “agobiante”, tanto por parte de los profesores como de la familia “y, evidentemente, por nosotros mismos, con la presión de la nota”.

Por su parte, Marcos Martín, alumno de La Vaguada, concreta que “el curso está yendo relativamente bien” aunque “no en la mejor línea posible” ya que el curso está siendo “más duro de lo pensado en un principio”. Este alumno recuerda que varios conocidos le habían hablado de la dificultad que entraña 2º de Bachillerato y más “en fechas próximas a la EBAU”, pero uno “no es consciente de la dificultad de ambas hasta que se viven”.

Lo que más le preocupa a los estudiantes es la nota y el poco tiempo que tienen

Los tres estudiantes de 2º de Bachillerato tienen una preocupación común. Y es la nota final que van a obtener no sólo en la EBAU, sino en el conjunto de todo el curso, admite Alma Martín. De igual manera, “el poco tiempo que nos dan por examen y la cantidad de contenido que hay que exponer” es algo que inquieta a los tres y que refleja, con esas palabras, a alumna del María Auxiliadora.

Por su parte, el alumno de La Vaguada insiste ya no en el poco tiempo por prueba, sino en que se ha reducido la cantidad de días que tenían para preparar la EBAU mientras que no lo ha hecho el contenido, a lo que se suma su preocupación por obtener buenas notas “en las materias que más ponderen”.

Marcos es consciente “de que es una carrera de fondo” donde los alumnos cuentan “con un pequeño margen de mejora de cara al final de curso”, aunque debido a la gran cantidad de contenidos no pueden enfocarse “únicamente” en la EBAU, si bien “la preparación para la misma está siendo adecuada en la mayoría de asignaturas”.

En esto coincide con Alma. La alumna del Torres Villarroel afirma que llevan preparando la EBAU desde enero y no antes porque los profesores “estaban esperando el boletín con los criterios de cada asignatura”.

Sin embargo, en el MAUX sí hay diferencias, ya que como nos explica la alumna de este instituto, “hay en algunas asignaturas en las que nos preparan desde el comienzo del curso para la EBAU”, aunque haya alguna en la que están viendo todo el contenido “sin tener en cuenta el tipo de examen”.

Optarían por una prueba única a nivel nacional

Al igual que en la dificultad del curso y las preocupaciones por la nota y por el tiempo para la EBAU, los tres alumnos charros es que una prueba única a nivel nacional sería más justa. Y es que ‘Selectividad’ debería ser “igual para todos” explica Alma Martín ya que, como también cree la alumna del Salesianos, en varias comunidades “se obtienen notas mucho más altas” al tener exámenes menos complicados, lo que hace que “puedan entrar con mayor facilidad en las universidades”, quitándole plazas “a otros que de verdad sí están a la altura de su nota”.

Así, Marcos Martín opina que “debería imponerse una prueba única a nivel nacional” aunque fuese en ciertas asignaturas, como Historia de España, ya que se imparten los mismos conocimientos independientemente de la comunidad. Esto permitiría que todos los estudiantes tuvieran “las mismas oportunidades”, especialmente de cara a los grados “con nota de corte elevada”. Y es que Historia de España es la asignatura en que el alumnado coincide que en Castilla y León es más difícil que en otras comunidades, ya que se dan hasta 60 estándares más, detalla la alumna del Maux.

Igualmente, los tres creen que eso de que en algunas comunidades es más sencilla la EBAU es verdad. Alma Martín ha buscado exámenes de otras regiones y le parecían “más fáciles y más cortos”, y no sólo eso, sino que también ha oído que se llegan a inflar las notas durante todo el Bachillerato, algo que no se debería hacer.

Marcos Martín recuerda que “el profesorado sabe con creces la dificultad” que supone este curso y, aunque cree que en ocasiones los profesores plantean facilidades a la hora de realizar los exámenes, las notas deberían ser “lo más realistas posibles” sobre todo para preparar adecuadamente “una prueba tan trascendental como es la EBAU”.

Miedo a que estudiantes de otras comunidades les ‘roben’ su plaza

Hay un miedo generalizado entre muchos estudiantes de Castilla y León y que no es excepción entre los tres alumnos charros que han atendido a este medio, y es que jóvenes de otras comunidades autónomas donde supuestamente la EBAU es más sencilla ocupen plazas de las carreras que quieren estudiar y no puedan entrar a ellas.

Por ejemplo, Alma Martín quiere cursar “algo relacionado con Ciencias o Ciencias de la Salud” en la USAL, áreas en lo que, por lo general, se necesitan notas altas para acceder, por lo que tiene cierto ‘miedo’ competir con gente que tenga más nota al proceder de otra comunidad.

Lo mismo le ocurre a la alumna del Colegio Salesiano María Auxiliadora, ya que cree que esa necesidad de una buena calificación “es la única razón por la que sufres tanta presión”, ya que al acabar el curso el objetivo es “sacar la mejor nota”, más especialmente si compites contra “estudiantes con ciertas facilidades”. Esta alumna no sabe qué estudiará todavía, ya que le gusta Marketing, algo que aquí sólo podría cursar en la UPSA, pero si se va a otra comunidad, sabe que partirá con una pequeña desventaja.

Mientras, Marcos Martín no guarda tanto ese miedo, ya que su intención es hacer Ingeniería Informática en la USAL, ya que “la preparación en la misma es especialmente buena”, y la nota de corte en ese Grado “no es muy elevada” (7,176 en el primer listado de 2017).

Lo que está claro, es que todos ellos buscarán dar lo mejor de sí en estos dos meses que les quedan de curso y en la prueba de acceso a la universidad, para poder estudiar lo que ellos desean y pasar uno de los mejores veranos de su vida. 

Comentarios