Los grupos de la oposición en la Diputación critican la irregular puesta en marcha del Comité de Ética

Un momento de un pleno en la Diputación de Salamanca
Los grupos de la oposición en la Diputación critican la irregular puesta en marcha del Comité de Ética

PSOE, Ciudadanos y Ganemos Salamanca explican que el Partido Popular “tergiversa absolutamente el sentido del Código de Ética que fue aprobado en diciembre de 2017 por unanimidad de todos los grupos, convirtiéndolo en auténtico papel mojado”

Los grupos políticos de la oposición en la Diputación de Salamanca han realizado un escrito común en el que explican que en el Pleno de la Diputación Provincial se aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos, en sesión celebrada el 20 de diciembre de 2017, el Código de Ética y Guía de Buenas Prácticas de la Diputación Provincial de Salamanca.

Esta iniciativa forma parte de las medidas de avance en materia de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno que deben presidir la actividad que desarrolle la Diputación de Salamanca a través de todos sus servidores públicos.

En los artículos 12, 13 y 14, el referido texto establece la constitución de un Comité de Ética Pública Independiente, que tendrá carácter consultivo, que servirá de apoyo tanto a los órganos de gobierno como a quienes así lo soliciten, y al que –como indica su nombre-- corresponderá la valoración independiente de las actuaciones en cuestión. En efecto, elemento constitutivo y fundamental de dicho comité es su independencia (artículo 13).

Pues bien, el pasado miércoles 28 de marzo, el Partido Popular en la Diputación llevó a la Comisión de Gobierno Interior para su aprobación (previa a la del Pleno Provincial) la constitución del citado Comité de Ética Pública Independiente.

Desde la oposición creen que “el Equipo de Gobierno presentaba su propuesta tarde y mal, pues en el texto del Código de Ética aprobado en el Pleno de diciembre se especificaba que “en el plazo no superior a tres meses desde la aprobación del presente Código de Ética se constituirá el Comité de Ética”. En consecuencia, el plazo para la constitución había vencido una semana antes, en otro claro ejemplo de la incapacidad que tiene el Partido Popular en la Diputación Provincial de Salamanca para gestionar cualquier cosa”, comentan.

En cuanto a la constitución del Comité, el Código de Ética establece que aquel tendrá un número impar de miembros y que serán fijados y nombrados por el Pleno de la Corporación, uno de ellos a propuesta de la representación sindical y el resto a propuesta de la Comisión de Gobierno e Interior (artículo 14).

“Más allá por lo tanto, de los representantes políticos (el Presidente de la Diputación o Diputado en quien delegue, el Diputado delegado de Transparencia), funcionariales y sindical, el Código de ética aprobado está abierto, como es natural y en aras precisamente de su independencia, a las propuestas y sugerencias del conjunto de grupos políticos y de diputados”.

“Pues bien, para sorpresa de todos los grupos políticos en la oposición, José María Sánchez Martín, Presidente de la Comisión de Gobierno Interior, llevó al orden del día una propuesta de Comité absolutamente cerrada, sin que ninguno de los tres grupos políticos (PSOE, Ciudadanos y Ganemos Salamanca) tuvieran oportunidad alguna de realizar propuestas para el citado comité”, explican.

De esta forma, además del representante propuesto por los sindicatos y del personal técnico de la Diputación, el Partido Popular copa en exclusiva el citado Comité de Ética que es el órgano fundamental en el que se deberán informar y dirimir los distintos casos que puedan plantearse (Eva Picado Valverde como Presidenta por delegación del Presidente de la Diputación y José María Sánchez Martín como vocal).

Según el comunicado, “de esta forma, y en opinión de los tres grupos políticos en la oposición de la Diputación Provincial (PSOE, Ciudadanos y Ganemos Salamanca), el Partido Popular tergiversa absolutamente el sentido del Código de Ética que fue aprobado en diciembre de 2017 por unanimidad de todos los grupos, convirtiéndolo en auténtico papel mojado e incluso, para ser más claros, en una verdadera ‘engañifa’ y un auténtico paripé”.

Después de expresarse en este sentido, durante la citada Comisión, los tres grupos políticos votaron en contra de la citada propuesta, que fue aprobada únicamente con los votos de los diputados del Partido Popular.

Comentarios