La localidad burgalesa de Villademiro rinde homenaje al recientemente fallecido Venancio Blanco

Imagen de archivo del escultor
La localidad burgalesa de Villademiro rinde homenaje al recientemente fallecido Venancio Blanco

El acto ha tenido lugar el pasado sábado, 7 de abril, durante las II Jornadas de Escultura en el Monasterio de los PP Dominicos de Caleruega

El pasado sábado, 7 de abril, el Ayuntamiento de Villaldemiro (Burgos), organizó un homenaje póstumo al escultor Venancio Blanco fallecido el pasado 22 de febrero. El homenaje se llevó a cabo durante las II Jornadas de Escultura celebradas en el Monasterio de los Padres Dominicos de Caleruega. A dicho acto asistieron Enrique Espinel (secretario del jurado), José Manuel Alonso (periodista), Mª Jesús Buxó (catedrática de la UB), Amparo Calvo (escritora), Marina García, Facundo de Castro (Alcalde de Villaldemiro) y Francisco Blanco (vicepresidente de la Fundación Venancio Blanco e hijo del escultor).

El Ayuntamiento de Villaldemiro que otorga anualmente el Premio Internacional de Escultura Andrés Villa Pérez, había propuesto a Venancio Blanco como premio 2018. Por otro lado, en el transcurso del acto del homenaje el Ayuntamiento entregó a la Fundación Venancio Blanco una escultura de Adolfo Revuelta.

Francisco Blanco agradeció en nombre de su padre y de la Fundación Venancio Blanco este sentido homenaje, alegando que “Venancio no nos ha dejado porque su obra y su espíritu forman parte ya de nuestro patrimonio”

Sobre Venancio Blanco

Venancio Blanco nació en Matilla de los Caños (Salamanca) en 1923. Estudió en la Escuela Elemental de Trabajo y en la de Artes y Oficios Artísticos de Salamanca. De 1943 a 1948 cursó estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. En 1941, con 18 años, y en plena Guerra Mundial hizo su primer viaje a Italia con una beca. Es allí donde descubre la escultura no solamente como elemento de expresión artística, sino como forma de vida.

Formó parte del grupo de los ‘Seis Escultores’ españoles que se crea en los años 60 en Madrid a los que se les ha agrupado dentro de la escultura neofigurativa. Venancio Blanco, partiendo de las formas tradicionales, busca su propia identidad intentando nuevas formas, renovando la escultura contemporánea e incorporando un nuevo lenguaje plástico a través del bronce. Junto con artistas como Chillida, Oteiza o Ferrán, coetáneos y compañeros de Venancio Blanco, la escultura española tiene un reconocimiento mundial.

Ingresó en 1977 como académico de número en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y ha pertenecido igualmente a otras Academias: Pontificia e Insigne Academia Artistica dei Virtuosi al Panteón de Roma, Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid.

En 1981 fue nombrado director de la Academia Española de Bellas Artes en Roma, por espacio de cuatro años. Junto a su trabajo como escultor hay que destacar una ininterrumpida labor docente de Venancio Blanco tanto en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Madrid, como en diversos cursos y seminarios por distintos puntos de España y en especial el curso de dibujo y fundición de Priego (Córdoba) que comenzó hace más de 30 años.

Premios

Ha sido galardonado con diversos premios nacionales e internacionales entre los que se encuentran el Premio Nacional de Escultura (1959), Primera Medalla de escultura de la Exposición Nacional de Bellas Artes (1962), Gran Premio de escultura de la V Bienal de Arte de Alejandría (Egipto), Medalla de Oro de la IV Bienal de Arte Sacro de Salzburgo, Medalla de Oro de la Xi Exposición “Las Artes en Europa” (Bruselas), Primer Premio de la Exposición Internacional “la caza” (Museo Nacional de Bellas Artes de Budapest), Premio Nacional de las Artes de Castilla y León 2001, Medalla de Oro de la provincia de Salamanca 2009 y la Medalla de Oro de Salamanca 2015.

Museos en los que figuran sus obras

Sus obras figuran en diversos museos y colecciones particulares de España y del extranjero. Entre los Museos destacan el Museo del Vaticano en Roma, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, Museo Nacional de Arte Contemporáneo Reina Sofía de Madrid, Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla, Museo de Bellas Artes de Salamanca Museo de Bellas Artes de Amberes, Museo Nacional de El Cairo, Museo Nacional de Oslo, Museo taurino de Córdoba, Sede de las Edades del Hombre, Catedral de la Almudena en Madrid, Consejo Superior de Deportes, Museo de escultura religiosa Venancio Blanco en el Plantío Madrid, Museo Fundación Camilo José Cela en Padrón, Museo de Escultura al Aire Libre en Alcalá de Henares. Junto a esto, es de señalar de manera especial el Museo de Escultura Religiosa que lleva su nombre en la sede de la Fundación Mapfre en Madrid, que se inauguró en el año 2002 y que incluye una colección de piezas concebidas especialmente para este lugar.

Fundación Venancio Blanco

En el año 2009 se crea la Fundación Venancio Blanco, inspirada en el espíritu del escultor, cuyo principal objetivo es fomentar y difundir la escultura contemporánea y el dibujo, promoviendo a través de diferentes actividades de carácter expositivo, docente y de investigación, un mayor protagonismo de las Bellas Artes en nuestra sociedad, en especial entre los jóvenes y los niños.

La Fundación cuenta con una amplia muestra de obras de Venancio Blanco, tanto de esculturas –fundidas en bronce en su mayoría- como de dibujos, junto con obras de autores contemporáneos al artista, así como de jóvenes creadores.

Cuenta con un espacio expositivo permanente en la Sala Santo Domingo de la Cruz de la ciudad de Salamanca.

Comentarios
Lo más