Junta y farmacéuticos reciben el reconocimiento de Correo Farmacéutico por la lucha contra la violencia de género

Junta y farmacéuticos reciben el reconocimiento de Correo Farmacéutico por la lucha contra la violencia de género

Este galardón corresponde al apartado ‘Política farmacéutica e iniciativas legales’ y se ha otorgado al ‘Proyecto para la detección precoz de la violencia de género en farmacia comunitaria’, que están desarrollando la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y los farmacéuticos de Castilla y León, dentro del modelo integral ‘Objetivo Violencia Cero’

En mayo de 2017, la Junta de Castilla y León, a través de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades -Alicia García-, y los farmacéuticos de Castilla y León, mediante la presidenta del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de la Comunidad -Raquel Martínez-, firmaban un convenio por el que ambas partes unían sus esfuerzos en la lucha contra la violencia de género, especialmente en el medio rural, al adherirse las oficinas de farmacia al modelo integral ‘Objetivo Violencia Cero’ como agentes de detección y prevención de la violencia de género, un modelo promovido por la Junta y cuya implantación y desarrollo pretende una atención personalizada, inmediata y cercana a las víctimas. Hoy ambas entidades han recogido en Madrid un reconocimiento del periódico Correo Farmacéutico como ‘Mejor Iniciativa del Año’ por su implicación en la detección precoz de la violencia de género desde las oficinas de farmacia.

De esta forma, las farmacias de Castilla y León se convirtieron, en diciembre de 2017, en nuevos puntos de atención, detección y ayuda a víctimas de violencia de género en la Comunidad. Esto permitió, a partir de entonces, a las más de 1.600 farmacias de la Comunidad dar un paso más y reforzar su implicación tanto en la detección y prevención de casos de violencia de género como en la sensibilización en materia de igualdad. En Castilla y León hay 1.628 oficinas de farmacia, el 61 % de ellas en el medio rural -992, por las 636 en la ciudad-.

Para desarrollar este nuevo cometido, los farmacéuticos de la Comunidad han recibido formación especializada por parte de profesionales en la materia de la Administración autonómica en los nueve Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla y León. El objetivo es convertirse en agentes aún más presentes y activos en la lucha contra este tipo de violencia. Además de la formación recibida, los farmacéuticos se adhirieron al Modelo “Objetivo violencia cero” y disponen de material específico: vinilos en los accesos para que las víctimas conozcan su adhesión a la campaña, folletos informativos con el papel de la farmacia en la ayuda a las víctimas, así como información detallada de los Centros de Acción Social de su provincia.

Tanto la cercanía de la farmacia que, gracias a su capilaridad, llega a toda la población, incluidas las zonas más aisladas de la Comunidad, como la accesibilidad y confianza de los farmacéuticos colocan a estos establecimientos sanitarios en una situación privilegiada para iniciativas como ésta. Además, este tipo de acciones cobran especial relevancia en el ámbito rural, donde la farmacia es, en muchas ocasiones, el único punto sanitario próximo al paciente.

La relación de cercanía y confidencialidad que se establece con el farmacéutico ayuda a detectar situaciones de violencia y a orientar a la víctima para que pueda acceder a los recursos existentes. Con todo ello, la farmacia avanza en su implicación social respaldando a uno de los colectivos más vulnerables: las víctimas de violencia de género.

Comentarios