El Parkinson alcanza cada vez a edades más tempranas: “ahora hay un 20% de afectados de menos de 50 años”

El Parkinson alcanza cada vez a edades más tempranas: “ahora hay un 20% de afectados de menos de 50 años”

Este 11 de abril se ha celebrado el Día Mundial del Parkinson en el que el objetivo principal es sensibilizar y que la gente tenga una mayor información sobre ella

En Salamanca hay un total de 1.848 afectados por Parkinson, de los que unos 160 reciben tratamiento por parte de la Asociación Parkinson de Salamanca. El motivo de tratar al 10%, según la presidenta de la asociación, Teresa Martín, se debe a que “mucha gente no tiene modo de acercarse allí, no tiene ayudas y apoyos suficientes; otros piensan que si no se van a curar para qué van a ir y hay otros que prefieren estar en casa porque están bien y prefieren no hacer nada y van cuando realmente podemos hacer pocas cosas por ellos”.

Se trata de una enfermedad degenerativa, que aunque no tiene una edad media de aparición, se estima que el tramo de más incidencia se da entre los 55 y 65 años. “Antes se pensaba que era una enfermedad de mayores de 65 años, pero ahora tenemos gente desde los 34 años”, explica Martín.

¿Cuáles son los primeros síntomas? Los afectados lo pueden percibir cuando “empiezas a ver que todo lo que hacías antes a un ritmo normal, te cuesta mucho más”. Esa ralentización se puede observar en las actividades normales, como abrochar un botón. Pero afecta de más maneras, siendo el temblor lo más conocido: “la gente piensa que solo son temblores y el temblor lo tiene un 10% de la gente, el resto de síntomas son bastante más invalidantes”. La presidenta de la asociación habla de la lentitud de movimiento, las alteraciones del habla, la depresión y los trastornos del sueño.

Sin embargo, los familiares son otra gran parte afectada “porque al ser una enfermedad degenerativa ves cómo tu familiar va degenerando pero no puedes ayudarle”. El Parkinson no afecta a los sentidos o a la inteligencia, a pesar de que hay un porcentaje que llegan a tener unos problemas cognitivos importantes y demencia: “estar viendo cómo te deterioras con todo el conocimiento es duro”. Por eso es tan importante el apoyo psicológico no solo para los enfermos, también para los familiares.

El paso necesario sería el aumento de la cuantía de las ayudas, ya que actualmente solo existen aquellas de la Ley de dependencia. La presidenta de la Asociación afirma que “si la Seguridad Social no se hace cargo de estas enfermedades porque ralentizaría mucho las listas de espera, por lo menos que te den a ti esas ayudas para que los atiendas”.

Comentarios
Lo más