El Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes prohíbe la entrada a trabajadores de Berkeley por su posible radioactividad en los uniformes

Momento del pleno, con los trabajadores de Berkeley al fondo. Foto: jesusenlared.blogspot.com
El Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes prohíbe la entrada a trabajadores de Berkeley por su posible radioactividad en los uniformes

El Consistorio ha enviado un escrito al Consejo de Seguridad Nuclear en el que pide un informe que le confirme que los trajes de trabajo no causan peligro para la salud pública

El Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes ha prohibido la entrada con sus uniformes a los trabajadores de Berkeley hasta que el Consejo de Seguridad Nuclear no le mande un informe en el que confirme que los uniformes no desprenden radioactividad.

La empresa Berkeley Minera España S.R.L, poseedora de las instalaciones de la explotación minera de Uranio mandó al pleno consistorial de Villavieja a gran parte de su plantilla de trabajadores, como muestra de protesta por lo que está sucediendo con el proyecto de Retortillo.

Según expone el Ayuntamiento, las sesiones son públicas, por lo que se permitió la entrada a todos los trabajadores, que coparon la Sala de Plenos; “lo que sucede es que los trabajadores se personaron en las dependencias municipales con la misma ropa de trabajo (botas incluidas) y esta práctica nos choca con la normativa mínima de sanidad y seguridad en el trabajo, máxime aún, cuando son trabajadores de instalaciones radiactivas de segunda categoría”.

“El Ayuntamiento no puede limitar a los trabajadores el derecho al acceso de las sesiones, por lo que les hemos permitido la entrada en las dependencias municipales, así vestidos, pero nos gustaría que nos informara sobre si hemos actuado correctamente. Además, de todo lo expuesto, el mero hecho de que esta actuación de la empresa haya sido cuestionada por mi persona como alcalde del Ayuntamiento y último garante de la seguridad y la salubridad pública del municipio, ha generado la opinión de los propios trabajadores de la empresa Berkeley para esgrimir que, todo es la actitud de mala fe de este Ayuntamiento para perjudicarles”, expone el comunicado.

Por este hecho, el Ayuntamiento ha solicitado un informe al CSN sobre los hechos descritos para saber las medidas a adoptar. 

Comentarios
Lo más