El fiscal, obligado a rebajar la pena de 9 a 5 años para el agresor de un guardia civil en Carbajosa

El fiscal, obligado a rebajar la pena de 9 a 5 años para el agresor de un guardia civil en Carbajosa

En el proceso contra M.B.I.G. se aplica el denominado 'concurso idea de delitos', regulado por el Código Penal, que afirma que cuando una acción da lugar a dos o más delitos, se tiene en cuenta el más grave

El juicio contra M.B.I.G., un varón de 33 años que el 27 de junio de 2016 presuntamente agredió con un vaso a un guardia civil que se encontraba fuera de servicio en una cervecería de Carbajosa, ha quedado visto para sentencia tras celebrarse en la mañana de este martes en la Audiencia Provincial de Salamanca.

El acusado ha reconocido los hechos, pero ha afirmado que cometió la salvaje agresión bajo los efectos de las copas que se había tomado en el bar y de la cocaína, de la que, según ha señalado, era consumidor habitual en el momento del suceso. El joven ha señalado, además, que no sabía que la víctima era un guardia civil y que trató de golpearle con la mano, sin la intención de reventarle el vaso en la cara.

Sin embargo, todos los testigos que han declarado en la vista y que se encontraban aquel 27 de junio en la cervecería han manifestado que el agresor se cercioró en dos ocasiones de que se trataba de un agente de la Benemérita al que conocía de un incidente ocurrido en 2015. Primero, porque se lo preguntó a un amigo común de ambos que allí se encontraba. Y, en segundo lugar, porque llegó a preguntárselo a la víctima, instantes antes de atacarle. Además, los testigos han manifestado que el autor de la agresión no parecía encontrarse bebido ni mucho menos drogado. De hecho, el propio responsable del bar ha indicado que sólo le sirvió dos copas en varias horas.

La defensa del acusado ha aportado el pago de la indemnización que el presunto autor de los hechos, al parecer, ya le ha realizado a la víctima, y que asciende a 15.200 euros, el montante económico exigido por el Ministerio Fiscal. Además, también ha presentado un informe de Proyecto Hombre que indica que M.B.I.G. lleva dos años en régimen cerrado en Proyecto Hombre, desenganchándose de su presunta adicción a las drogas.

Por su parte, el representante del Ministerio Fiscal ha admitido la atenuante de reparación del daño, al comprobar el pago de la indemnización, pero ha contemplado la agravante de reincidencia, al considerar que el presunto autor de los hechos “tiene un problema con el principio de autoridad”, constatando que M.B.I.G. tiene diversos antecedentes penales por otras agresiones cometidas a un inspector de empleo, a una enfermera y, por último, al agente del Instituto Armado.

Concurso ideal de delitos

Sin embargo, la pena solicitada por el Ministerio Fiscal ha pasado de casi 9 años de cárcel —4 años y 6 meses por el delito de lesiones y 4 años más por el de atentado contra agente de la autoridad— a una pena conjunta de 5 años de prisión, debido a que en este proceso se aplica el denominado “concurso ideal de delitos”, recogido por el artículo 77 del Código Penal, que afirma que al cometerse varios delitos dentro de un mismo acto —en este caso, una agresión que genera un delito de lesiones y otro de atentado a agente de la autoridad— debe castigarse con el delito más grave, sin que éste pueda exceder de la suma de las dos penas por separado.

La acusación particular entiende que la indemnización pagada por el presunto agresor no ha cubierto las graves heridas sufridas por la víctima —que recibió 50 puntos de sutura en la cara y estuvo incluso en tratamiento psiquiátrico— y sigue solicitando casi 9 años de prisión para M.B.I.G., así como el pago de 40.000 euros.

La defensa, por último, pide un año de cárcel sustituido porque el presunto agresor mantenga su internamiento en Proyecto Hombre.

En su último alegato, M.B.I.G. ha querido pedirle perdón a la víctima y ha solicitado a los jueces de la Audiencia Provincial que le den una segunda oportunidad, esta vez alejado de las drogas.

Comentarios
Lo más