LEÓN

La Junta inicia la suelta experimental de un parásito para el control de la avispilla del Castaño en León

La Junta inicia la suelta experimental de un parásito para el control de la avispilla del Castaño en León

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en colaboración con la Consejería de Agricultura y Ganadería y la Diputación de León, ha comenzado esta primavera con los trabajos de suelta del parasitoide ‘Torymus sinensis’, como estudio previo para la determinación de su empleo como medio biológico de control para la lucha contra la avispilla del castaño (Dryocosmus kuriphilus). El 16 de mayo se procederá al inicio de la suelta en la provincia de León, donde se ha convocado la reunión bilateral de seguimiento de los trabajos con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA)

A finales de 2017, la Consejería solicitó al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente la posibilidad de acogerse al programa de suelta del parasitoide ‘Torymus sinensis’, como método de control de la avispilla del castaño. Actualmente, se estaban realizando estudios del parasitoide, en colaboración con algunas comunidades autónomas, donde ya la avispilla del castaño llevaba más tiempo presente, y se habían autorizado sueltas experimentales como método biológico de control en Galicia y Andalucía, y recientemente en Asturias, en focos donde las poblaciones de avispilla son numerosas. A principios de 2018, se autorizó a Castilla y León a adherirse a este programa de sueltas experimentales, siempre teniendo presente que la suelta de ‘Torymus sinensis’ como método de control todavía no está autorizada de forma general, con lo que los trabajos deben ser realizados por la propia Administración.

Los trabajos de este programa se iniciaron materialmente con un seguimiento del estado fenológico de los castaños realizado desde febrero por parte de los agentes medioambientales y técnicos de la Consejería. Se ha desarrollado una app para el seguimiento del estado fenológico y también un curso de formación a estos agentes para su empleo, de manera que desde ese mismo momento se ha ido viendo la evolución semanalmente.

Este año, a causa de la meteorología, la fenología del castaño se ha retrasado bastante y, por tanto, también la aparición de hojas con respecto a lo esperado inicialmente. Por ello, los trabajos de suelta del parasitoide que han de hacerse desde el momento que las hojas de los castaños tienen agallas visibles de 1-2 cm se han ido retrasando.

La avispilla del castaño está presente en la Comunidad desde 2015 en Burgos, colindando con el País Vasco, y posteriormente ha aparecido en 2017 en León, limitando con Galicia, y se han interceptado y destruido partidas de planta con avispilla en Ávila y Zamora. Los trabajos principales se han centrado en León, donde se estuvo prospectando en otoño para localizar los focos presentes. La pasada semana se iniciaron las sueltas controladas en Burgos, y al estar más adelantada la brotación, ha permitido a los técnicos coger experiencia y ser más eficaces en los trabajos. El 16 de mayo se procederá al inicio de la suelta en la provincia de León, donde se ha convocado la reunión bilateral de seguimiento de los trabajos con el MAPAMA. En esta provincia se ha retrasado la suelta del parasitoide por la propia evolución del estado de brotación de los castaños y se han programado sueltas hasta finales de mayo. Además, se está realizando una campaña de información a los particulares y propietarios para comunicarles el estado de los trabajos y facilitar la entrada en las fincas.

Comentarios