​Podemos tras el portazo de la Fiscalía: “Creemos en la separación de poderes”

​Podemos tras el portazo de la Fiscalía: “Creemos en la separación de poderes”

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha visitado Salamanca para recoger propuestas de la ciudadanía y ha lamentado que la Fiscalía no advirtiese indicios de delitos en el caso ‘Mis Pollitos’, aunque ellos piensan que sí los hay. Respecto a la creación de una confluencia de izquierdas, ha recordado que “hay que dejar de pensar en siglas concretas” y atender las demandas de la ciudadanía

Podemos ha instalado durante este martes, 15 de mayo, una carpa para recoger las propuestas que los vecinos de Salamanca consideren necesarias para mejorar tanto la provincia y la capital charra así como Castilla y León.

En la carpa, además del secretario general de Podemos Salamanca, Ignacio Paredero, y de la procuradora salmantina en las Cortes, Isabel Muñoz, se encontraba el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, quien ha asegurado que “la ciudadanía de Salamanca no quiere que la persona que desgobierna a día de hoy esta ciudad pueda llegar a la Junta de Castilla y León”.

Así, Pablo Fernández ha opinado que Fernández Mañueco “encarna la antítesis de lo que somos nosotros”, que se encuentran “a pie de calle recogiendo las propuestas y escuchando a la ciudadanía”, al contrario que el Partido Popular que “hace política para los ricos y para los de arriba”, de tal manera que “condena a la precariedad a la mayoría social”.

El secretario general de Podemos CyL además detalló que entre las propuestas que están palpando también se denota la preocupación por el menoscabo que está sufriendo la Sanidad Pública, que “se está viendo sometida por las políticas del Partido Popular”, y algunas otras propuestas “para reforzar la educación pública” y, sobre todo, “medidas y soluciones para revertir el problema de la despoblación”.

Por todo ello, además de escuchar a la ciudadanía, Podemos se encuentra en Salamanca, según anunció Pablo Fernández, para “lanzar un mensaje de optimismo y de esperanza” ya que creen que “haciendo políticas entre todos y todas” y logrando la implicación ciudadana “podemos propiciar un cambio político en Castilla y León”.

“Estando presente en las plazas y en los pueblos es como se hace la verdadera política”, continuó el secretario general de Podemos CyL, quien cree que además “está germinando una primavera de cambio en este año” y que culminará en 2019 “con un gobierno de cambio, confiamos que encabezado y liderado por Podemos”.

“Nosotros creemos en la división de poderes, cosa que no hacen otros”

Pablo Fernández tampoco rehuyó las preguntas sobre la decisión de la Fiscalía de archivar la denuncia de la formación morada sobre el caso ‘Mis Pollitos’, y aseguró que ellos cumplieron con su obligación ciudadana de “poner en conocimiento de la Fiscalía un asunto en que creíamos que había indicios claros de irregularidades y de posibles delitos”.

Pero si la Fiscalía ha considerado que no hay esos indicios de delitos, Podemos respetan “como no puede ser de otra manera” la actuación y la resolución, aunque siguen pensado que hay indicios de delito.

“Respetamos su decisión, porque nosotros somos fervientes admiradores de Montesquieu y creemos en la separación de poderes, cosa que no hacen otros”, finalizó Pablo Fernández la pregunta.

El partido seguirá la línea “marcada por las inscritas e inscritos de Podemos” y su nombre aparecerá “en la papeleta”

Al ser preguntado por una alianza de izquierdas, Pablo Fernández aseguró que ellos siempre han apostado por “trabajar con total generosidad y con la altura de miras para fraguar candidaturas amplias, heterogéneas y diversas” tratando de integrar “a todos los actores políticos” y, principalmente, a los “movimientos sociales que ansíen y demanden un verdadero cambio”.

Por ello, Pablo Fernández piensa que este está siendo un año histórico, como demostraron el 8 de marzo o la lucha de los pensionistas, y que los que se dedican a la política deben “recoger ese guante que está lanzando la ciudadanía en un llamamiento a la unidad” y tratar de articular candidaturas lo más amplias posibles “que permitan gobernar la Junta de Castilla y León y conquistar ayuntamientos como el de Salamanca”.

Así, respecto al nombre que debe llevar la candidatura de izquierdas y qué partidos deben integrarse en ella, Pablo Fernández recordó que la línea que se seguirá es “la marcada por las inscritas e inscritos de Podemos”, que han decidido que el nombre del partido “aparezca en la papeleta”, si bien a partir de ahí trabajarán para formar candidaturas amplias en las que se interlocutará y dialogará “con absolutamente todas las fuerzas políticas, con los movimientos sociales, con los colectivos y con las plataformas” para fraguar y conformar una candidatura “lo más plural posible”.

De hecho, Pablo Fernández está “absolutamente de que es muy sencillo” llegar a un acuerdo respecto a la nomenclatura que puede obtener esa confluencia, siguiendo la senda de Unidos Podemos que tiene más de cinco millones de votos a nivel nacional, puesto que “transitando el camino de la mano llegaremos más lejos” y no hay que pensar “en los partidos políticos”, sino en las demandas de las ciudadanías y que hay que “dejar de pensar en siglas concretas”.

Comentarios