La Junta invierte 489.000 euros en obras de taludes en varias vías como la SA-220 entre Béjar y Ciudad Rodrigo

La Junta invierte 489.000 euros en obras de taludes en varias vías como la SA-220 entre Béjar y Ciudad Rodrigo
Imagen de la SA-220 a su salida de Ciudad Rodrigo hacia Béjar. Foto: Google Maps
La Junta invierte 489.000 euros en obras de taludes en varias vías como la SA-220 entre Béjar y Ciudad Rodrigo

En la provincia salmantina ha perjudicado el largo período de nieve y lluvia. El tramo afectado sirve además de enlace de Béjar y su entorno con la Autovía de la Plata A-66

El Consejo de Gobierno ha aprobado la contratación de obras de emergencia de estabilización de taludes de desmonte situados en la carretera CL-631 de Ponferrada a Villablino en la provincia de León, en la carretera SA-220 de Béjar a Ciudad Rodrigo en la provincia de Salamanca, y en la SO-160a en el Burgo de Osma, provincia de Soria. Estas obras forman parte del Bloque de Actuaciones Prioritarias en la red autonómica que está ejecutando la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con el fin de garantizar el imprescindible mantenimiento del extenso patrimonio viario de Castilla y León. El presupuesto previsto para 2018 para la Red de Carreteras asciende a 92,17 millones de euros, lo que supone un incremento del 36 % respecto al ejercicio anterior.

La declaración de la emergencia en las contrataciones se justifica por la necesidad de estabilización de los taludes que han sufrido desprendimientos y ocasionado cortes de carretera, con el fin de evitar riesgos a la circulación de vehículos.

Carretera SA-220 de Béjar a Ciudad Rodrigo P.k. 1,1 al 2,1, en la provincia de Salamanca

La carretera pertenece a la red complementaria preferente de carreteras de titularidad de la Comunidad. Articula el tráfico del sur de la provincia de este a oeste. El tramo afectado sirve además de enlace de Béjar y su entorno con la Autovía de la Plata A-66. Durante este invierno, debido al largo período de nieve y lluvia, se han producido desprendimientos en varios puntos del talud de desmonte, obligando a cortar el tráfico momentáneamente en varias ocasiones. Se han llegado a retirar rocas de más de 500 kg de la calzada, requiriendo la actuación de la Policía Local de Béjar y de la Guardia Civil.

Las obras consistirán en la tala, destoconado y desbroce de toda la materia vegetal y especies arbustivas que crecen en el entramado rocos; la eliminación de las rocas y piedras que amenazan con desprenderse hacia la carretera, consolidación de diferentes tramos del talud mediante malla de triple torsión reforzada sobre manta orgánica y red de cable de acero.

Carretera CL-631 de Ponferrada a Villablino. P.k. 31, en la provincia de León

Se trata de una carretera que pertenece a la Red Básica de Carreteras de titularidad de la Comunidad de Castilla y León, que sirve de forma continuada al tráfico de largo recorrido comunicando a través del denominado ‘Corredor del Sil’ a localidades de gran importancia en la provincia (Ponferrada, Villablino, Toreno, Matarrosa del Sil y Páramo del Sil). En este punto kilométrico se ha producido un desprendimiento en un talud de la margen derecha de más de 10 metros de altura que ha obligado a cortar la carretera en ambos sentidos de circulación debido a la gran cantidad de material caído sobre la calzada.

Las obras consistirán en la ejecución de un camino de acceso al talud, el saneo de toda la zona inestable, y el refuerzo del talud mediante la colocación de malla de triple torsión reforzada con cable y bulonado para evitar nuevos desprendimientos.

Carretera SO-160 en El Burgo de Osma, en la provincia de Soria

La carretera SO-160 de El Burgo de Osma al límite de la Comunidad de Castilla-La Mancha pertenece a la red complementaria preferente de carreteras de titularidad de Castilla y León. En el tramo urbano de El Burgo de Osma se bifurca en dos ramales, siendo en el del SO-160a en el que se han producido los desprendimientos de material de la parte inferior del talud, lo que ha originado la caída de grandes bloques de roca sobre la calzada y la aparición en el talud (prácticamente vertical) de una cornisa en desplome de 30 m de longitud, obligando al cierre de la vía a todo tipo de tráfico.

Se realizarán obras de saneo manual de la superficie del talud para eliminar bloques inestables; recalce de la cornisa en desplome mediante la construcción de un muro de escollera y un relleno de hormigón; confinamiento de toda la superficie del talud mediante bulonado y colocación de malla de refuerzo flexible combinada con malla de triple torsión.

Comentarios
Lo más