TEMPORADA DE BODAS Y COMUNIONES

Los jardines y exteriores siguen ganado terreno a los salones

Los jardines y exteriores siguen ganado terreno a los salones

Además, la tendencia es alargar el cóctel y prescindir de un plato en la mesa

Cada vez son más los novios que apuestan por celebrar su enlace al aire libre, una opción que este año está más de moda, tal y como coinciden en apuntar desde los distintos establecimientos hosteleros especializados en acoger este tipo de eventos.

Así lo ha señalado la directora de eventos y relaciones públicas del Hotel Don Gregorio, Carmen Bravo, quien apunta que al menos una parte de la celebración suele realizarse en los jardines.

Esta tendencia es respaldada por la directora del Hotel Doña Brígida, Lourdes Gabriel, quien ha explicado que la carpa que ellos ofrecen está todos los sábados ocupada, mientras que los salones quedan libres algunos fines de semana.

Por su parte, Noelia García, del departamento comercial del Hotel Alameda Palace, ha subrayado que este cambio de tendencia se está produciendo en los últimos años, aunque en este 2018 está siendo más acusado.

En lo que no coinciden es en el momento del día en el que destacan estas celebraciones, aunque parece que el día empieza a ganar cada vez más peso. Así, en el Hotel Don Gregorio, según ha apuntado Bravo, son más las bodas de día que las de noche.

Por el contrario, en el Alameda Palace las celebraciones nocturnas siguen predominando, tal y como ha señalado Noelia García. Esto también ocurre en el Doña Brígida, sobre todo en los meses de verano por el calor, como ha explicado Lourdes Gabriel, quien ha señalado que el resto de meses está más igualado.

Otro cambio de tendencia que se está produciendo en las bodas tiene que ver con el formato del banquete. Aunque en la mayoría de las celebraciones suelen sentar a los invitados a la mesa, en los últimos años se está tendiendo a alargar el cóctel y prescindir de uno de los platos, tal y como han detallado tanto Carmen Bravo como Lourdes Gabriel, quien ha añadido que “Salamanca es una sociedad muy tradicional y ha costado bastante que la gente fuera convenciéndose por este tipo de boda”.

En cuanto a la edad de los novios, como ha destacado Carmen Bravo, cada vez es mayor y no es extraño encontrar parejas que superan con creces los 30 años de edad.

Comentarios
Lo más