​“No es ningún dilema, el alcohol es una droga”

​“No es ningún dilema, el alcohol es una droga”
​“No es ningún dilema, el alcohol es una droga”

Los responsables del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca recuerdan que, pese que “la sociedad toma alcohol de una manera más o menos puntual”, su consumo abusivo “es un problema”. La Unidad de Patología Dual trata especialmente a personas alcohólicas, que pueden sufrir desde problemas orgánicos hasta psiquiátricos

El alcohol es una droga. Es algo que destacan los responsables del Servicio de Psiquiatría y de la Unidad de Patología Dual del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, encargados de tratar a todos los pacientes que acuden al hospital salmantino aquejados de drogadicciones y las patologías que estas provocan.

La doctora psiquiatra Ana Álvarez, jefa de la Unidad de Patología Dual (centro de referencia de la Comunidad), y el doctor Carlos Roncero, jefe de Servicio de Psiquiatría del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, explican a SALAMANCA24HORAS que, pese a la normalización del consumo del alcohol que existe en la sociedad y a que en cantidades reducidas apenas dañe, su consumo abusivo y habitual es un problema serio.

De hecho, la Unidad de Patología dual trata a personas que sufren alcoholismo y otras patologías relacionadas, que pueden ir desde problemas fisiológicos hasta los psiquiátricos, especialmente si el consumo se empieza en la juventud, cuando el cerebro todavía no está desarrollado, matizan.

El número de personas atendidas en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca por drogadicciones, ¿ha aumentado?

Ana Álvarez: En los últimos años hemos experimentado un progresivo aumento de las personas a las que atendemos al año. Por lo menos, en la unidad que tenemos de ingreso en el hospital de Los Montalvos, que tiene 14 camas. Hemos experimentado un aumento en los últimos 10 años, y ahora se ha mantenido estable porque ocupamos el tope.

¿Qué requisitos son necesarios para que esas personas reciban atención médica?

A.A.: Ante todo, que tengan un problema de adicción a alguna sustancia y, normalmente, asociado con algún otro problema psiquiátrico.

¿Qué sustancias son las que normalmente provocan el ingreso?

A.A.: En primer lugar, tenemos alcohol. También por opiáceos, que vienen a desintoxicarse o tratarse por temas de metadona o heroína; tenemos por cocaína y tenemos pacientes por cannabis.

Entonces, se puede afirmar que el alcohol es una droga.

A.A.: Es una droga, no es un dilema. Sus efectos dependen de las cantidades y de la interacción de la sustancia con la persona.

Carlos Roncero: Todo el mundo toma alcohol en nuestra sociedad de una manera más o menos puntual, pero el consumo mantenido regular o el patrón de conducta en ‘atracón’ ya es un problema. Eso es evidente y no hay ninguna duda desde el punto de vista psiquiátrico o médico.

El tema es saber, con alguna persona en concreto, cuando pasa de un uso puntual a un uso problemático o consumo perjudicial. Pero, en la mayor parte de los casos, se sabe claramente cuando hay una enfermedad y cuando no.

La cultura del alcohol, ¿está más extendida entre los jóvenes hoy en día?

A.A.: Nos encontramos con dos grupos de población. La gente más mayor, que es un patrón de consumidor de diario, que bebe todos los días, desde por la mañana; y por otro lado, en los jóvenes nos encontramos con un patrón que, si bien puede que algún joven puede acabar consumiendo a diario, lo habitual es el patrón de ‘atracones’, que los fines de semana beben una cantidad importante de alcohol y el resto de la semana no bebe o bebe mucho más moderadamente. Ese patrón es muy tóxico además para los jóvenes.

El alcohol, más allá de problemas físicos, ¿puede provocar problemas psíquicos? ¿Puede afectar al cerebro?

A.A.: Mucho.

¿Más si empiezas joven?

A.A.: Cuanto más joven, todas las drogas son peores. Afectan a un cerebro inmaduro, en proceso de ser moldeado y de ser madurado. Afectan mucho más. Y el alcohol produce muchos problemas orgánicos, físicos, pero también produce muchos problemas psiquiátricos.

Comentarios
Lo más