La futura zona climatizada de las piscinas de San José contará con máquinas de ejercicio en el agua

La futura zona climatizada de las piscinas de San José contará con máquinas de ejercicio en el agua

Según el concejal de Deportes, se trata de un proyecto novedoso tanto en Salamanca como en el resto de España que pretende convertir la piscina en un espacio deportivo, de ocio y de salud que pueda ser utilizado durante todo el año

Un “ansiado proyecto” y una “apuesta decidida” por el barrio de San José que permitirá atraer a muchos salmantinos a esta zona e impulsar, de esta forma, el comercio local. Así se ha referido el concejal de Deportes, Enrique Sánchez Guijo, al proyecto de climatización y rehabilitación de las piscinas municipales de este barrio concebido con un enfoque triple de ocio, deporte y salud.

Tal y como ha explicado en rueda de prensa, este proyecto prevé desdoblar la actual piscina olímpica en dos para crear una zona climatizada y otra de uso estival al aire libre, como ha funcionado hasta ahora.

En este sentido, el concejal ha detallado que la zona climatizada estará compuesta por tres vasos de piscina que permitirán realizar actividades diferentes de forma combinada con agua a diferente temperatura. Habrá un vaso principal de 21 metros de largo por 12 de ancho y dos vasos accesorios de 10 metros de largo por 6 de ancho, con una profundidad de 1,40 metros, que permitirán la colocación de bicicletas y otros dispositivos para la realización de ejercicios en el agua, tanto en vertical como en horizontal.

En cuanto a la arquitectura, la piscina cubierta será de madera de vista y las paredes serán acristaladas. Además, esta zona comunicará con el actual edificio.

Mientras, la zona exterior que se utilizará en los meses de verano contará con un vaso de 25 metros de largo por 19 de ancho y se sumará a la actual piscina infantil. El edificio tradicional va a ser íntegramente renovado e incluirá sala de fitness en seco, salas de fisioterapia, así como de formación.

Asimismo, el proyecto incluye también la mejora de la accesibilidad. Entre otras actuaciones se mejorará el acceso, que se realizará mediante una rampa al edificio a pie de piscina, y se instalará un elevador con la finalidad de garantizar la accesibilidad a toda la instalación. En la planta superior se ubicarán las zonas principales de taquilla, oficina, zonas de fisioterapia y fitness y una zona de vestuarios con acceso a la piscina climatizada y al vaso exterior. La planta baja se destinará a espacios para el personal, una zona polivalente para estiramientos y usos varios y el acceso a la sala de máquinas que quedará ubicada en el lateral de los vasos de piscinas.

Además, el proyecto de instalaciones también recoge aspectos de las nuevas regulaciones en materia de sostenibilidad, medio ambiente y seguridad. En este sentido, la infraestructura contará con la utilización de pediluvios con fotocélulas, piscinas desbordantes, nuevos aislamientos y revestimientos, nuevos sistemas de depuración, sistemas automáticos de dosificación de productos químicos, sistemas de recuperación, utilización de luminarias LED y un sistema de control que garantizará el correcto funcionamiento de la instalación de acuerdo a los protocolos establecidos en esta materia y con los criterios de eficiencia que permitan una utilización racional de los recursos naturales.

Esta instalación acuática desarrollará un concepto global de salud. Será concebido como un centro que apostará por el ejercicio combinado en el agua y fuera de ella con fines terapéuticos y de rehabilitación para personas con lesiones puntuales, con patologías crónicas y con discapacidad. En este sentido, la instalación sumará un espacio formativo dirigido a profesionales de la actividad física y de la salud para el diseño de programas de terapia acuática.

Este concepto, que integra el uso de la piscina como espacio deportivo, de ocio y de salud, ha sido compartido por el equipo de gobierno municipal con el resto de grupos políticos en el Ayuntamiento, con los colegios profesionales vinculados al deporte, la medicina y la salud y con la asociación de vecinos del barrio de San José que, según el concejal, están satisfechos con el proyecto.

Las piscinas municipales permanecerán cerradas este verano

El plazo de ejecución es de 12 meses y la intención del Ayuntamiento es que las obras se puedan iniciar cuanto antes. Sánchez-Guijo ha reconocido que, para ello, habrá que cerrar las piscinas durante los meses de verano, pero ha señalado que las obras, al tener una previsión de un año, impedirían la apertura de las instalaciones el verano que viene si no se cierran durante éste.

En este sentido, el concejal ha subrayado que no entiende las críticas del PSOE, ya que “ellos mismos reconocen que es una obra de un año”, por lo que considera que deben explicar cómo pueden llevarse a cabo sin cerrar las instalaciones durante uno de los dos veranos.

Según Sánchez-Guijo, si el grupo socialista no quiere que las piscinas se cierren este verano, será que prefieren que éstas cierren durante el verano próximo.

Comentarios
Lo más