Este miércoles, el personal funcionario se manifestará en Valladolid para reclamar una equiparación salarial en todos los ámbitos de la Administración, de manera que se unifiquen los servicios de todo el territorio español, así como una serie de reformas en los derechos de los trabajadores.

No es tema baladí, puesto que en instituciones penitenciarias, uno de los sectores más perjudicados, “la diferencia con Cataluña es grande por la transferencia de competencias”, según explica el presidente de CSIF en Salamanca, Federico Martín.

Estas diferencias entre comunidades también se hacen palpables en otras profesiones, como la docencia: “un profesor en Miranda de Ebro cobra 300 euros menos que uno que ejerza unos kilómetros más al norte, en vitoria. Ambos pertenecen a un cuerpo nacional, es injusto que unos kilómetros más arriba cobres más por el mismo trabajo, solo porque el País Vasco tiene más dinero”, detalla.

Entre las reivindicaciones también se incluyen propuestas como la despenalización de la enfermedad de los trabajadores, el aumento del catálogo de enfermedades profesionales o la flexibilización de horarios, entre otras.

Comentarios