El PSOE no logra aprobar la moción destinada a acabar con la proliferación de escombreras ilegales en Salamanca

El PSOE no logra aprobar la moción destinada a acabar con la proliferación de escombreras ilegales en Salamanca

Por su parte, la moción presentada para instar al Gobierno a mejorar los derechos y las condiciones laborales de las empleadas de hogar fue finalmente una moción conjunta y, por tanto, aprobada por unanimidad

La moción presentada por el Partido Socialista en el Pleno Municipal de este viernes, 8 de junio, tendrá que esperar tras no haberse aprobado, ya que los votos en contra del Partido Popular, sumada a la abstención de Ciudadanos, contrarrestaron los votos favorables a la moción de PSOE y Ganemos.

Almudena Timón, encargada de presentar la moción por los socialistas, insistió en que “sigue habiendo escombreras ilegales” que cada vez proliferan en más barrios y, especialmente, en la zona metropolitana de Salamanca que une el municipio charro con los pueblos colindantes.

Esa proliferación supone “un fracaso” para el municipio charro, remarcó Timón, por lo que se debería cumplir la Ley de Residuos puesto que “los problemas de estas escombreras nos afectan a todos”, y por ello pidió llevar a cabo los diversos puntos señalados en la moción, especialmente los concernientes a una mejor vigilancia e inspección de los residuos vertidos por la construcción, cuya reutilización y reciclado podría aumentar.

Gabriel De la Mora, representante de Ganemos Salamanca, achacó a una mala gestión del Partido Popular la falta de comunicación con los municipios colindantes lo que causaba un aumento de dichas escombreras en las zonas periurbanas, por lo que se antoja necesario buscar una solución para una problemática que surge de la mala conducta de vecinos y empresas, y afirmó que se podría aplicar medidas integrales “de todo tipo de ámbitos”.

Por su parte, Fernando Castaño, concejal de Ciudadanos, coincidió con De la Mora en que es necesaria una coordinación con el resto de municipios, ya que se trata de una “problemática provincial” y es en las zonas periurbanas donde mayores prejuicios se producen. Sin embargo, pidió diversos cambios en la moción ya que cree que dicha problemática se produce porque “cuesta reciclar”, y quizá la solución se podría alcanzar ofreciendo un rendimiento por ese reciclaje.


María José Fresnadillo, mientras, reflejó que su partido votaría a favor “si la moción se ciñese a lo que viene en el título”, pero eso no coincidía con lo expresado verbalmente y con lo presentado por el grupo socialista, motivos por lo que se votó en contra.

Las mejoras en los derechos y las condiciones laborales de las empleadas de hogar, moción conjunta

Por otra parte, la moción llevada al Pleno por los socialistas a propuesta de UGT, en la que se insta al Gobierno de España a mantener el compromiso de tránsito al régimen general de la Seguridad Social de las empleadas de hogar a finales de este año 2018, ha sido finalmente una moción conjunta y, por tanto, aprobada.

Tanto desde el PSOE como desde el sindicato UGT se reconoce que se ha avanzado mucho en este sentido desde la entrada en vigor del Real Decreto 1620/2011 que regula la relación laboral de carácter especial del Servicio del Hogar Familiar. Un avance reconocido incluso por las entidades que trabajan por el reconocimiento y profesionalización del sector y las propias trabajadoras, según comentan.

Para el PSOE, a pesar de ello, "son muchas las cosas que quedan todavía por hacer y mejoras necesarias que incluir tales como el derecho a cobrar prestación por desempleo que todavía no está contemplado, y que sería efectivo con la inclusión de estas trabajadoras en el régimen general de la Seguridad Social. También mejoras en la regulación del trabajo de las empleadas de hogar internas".

Así, critican que el Decreto antes mencionado no establece qué salario debe percibir una empleada de hogar interna, ni una jornada laboral adecuada para el tipo de trabajo que puede tener que atender la trabajadora. 

En la moción también se recuerda que España sigue sin firmar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre trabajadoras domésticas. Este Convenio fue aprobado hace ya tres años, en el Conferencia Internacional de Trabajo, y en mayo de 2013 se aprobó en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados, por todos los grupos parlamentarios, una Proposición No de Ley que instaba al Gobierno a estudiar su ratificación en un plazo de tiempo razonable, pero esto no se ha producido. Sin lugar a dudas, la ratificación de este Convenio supondría avanzar en la mejora y equiparación de los derechos de las trabajadoras del hogar.

El sindicato UGT ha apuntado que para ofrecer una dimensión de las personas afectadas por esta iniciativa solo hace falta dar un repaso a los datos de la Seguridad Social del mes de abril de 2018. Un total de 418.408 personas figuraban como afiliadas en el régimen especial de empleadas de hogar, siendo el 95’3% mujeres que, a su vez, suponen el 4’6% del total de las mujeres afiliadas a la Seguridad Social. Además, el importe medio de la pensión para este colectivo apenas superaba en el año 2016 los 520€ mensuales (pensión por jubilación), precisando de complementos a mínimos la mayoría de las pensionistas por este régimen (64’59%), y la pensión por incapacidad permanente se sitúa en 516’63€. 


Comentarios