La Junta impulsa el envejecimiento activo y el asociacionismo de los mayores a través de su apoyo a distintos programas de asociaciones del sector

La Junta impulsa el envejecimiento activo y el asociacionismo de los mayores a través de su apoyo a distintos programas de asociaciones del sector

En Castilla y León hay 2.591 asociaciones de jubilados y pensionistas, de las que 1.562 están federadas e integradas en la Red de Federaciones de Castilla y León y cuentan con 144.693 asociados. Las federaciones integradas en la Red, beneficiarias de esta subvención, son las que desarrollan y llevan cabo tanto el programa de promoción del asociacionismo como el programa de envejecimiento activo.

El programa de promoción del asociacionismo tiene como objetivo contribuir a un cambio en la metodología y en el enfoque del trabajo de las federaciones provinciales y de las asociaciones, mediante acciones que capaciten a las federaciones provinciales para posibilitar el afrontamiento de los nuevos retos que implican el cambio demográfico y los nuevos perfiles de las personas que se incorporan a esta etapa vital. Esto lo llevan a cabo mediante la mejora de la organización y gestión de la red asociativa; y de la integración de las asociaciones en la comunidad en la que se encuentran, implicando a los asociados en su entorno comunitario e impulsando que las entidades se abran a su comunidad.

Por su parte, el programa integral de envejecimiento activo tiene como objetivo la mejora de la calidad de vida de las personas en proceso de envejecimiento de Castilla y León, mediante el desarrollo unificado y coordinado, entre administraciones y entidades, de acciones de carácter preventivo y de promoción de la autonomía de las personas. Por ello, la subvención se destinará a la realización de talleres en diferentes municipios, que contribuyan al objetivo del programa.

La aprobación de la Orden FAM/119/2014, de 25 de febrero, por la que se regula el Club de los 60 y se aprueba el Programa Integral de Envejecimiento Activo de Castilla y León, ha favorecido una reorganización de las acciones desarrolladas y, consecuentemente, la optimización de los recursos y la cobertura de acciones que cada vez se muestran más necesarias para adaptar la red asociativa al perfil de las personas que se van incorporando a esta etapa vital, y a la nueva estrategia de los servicios sociales que establece la Ley 16/2010, de 20 de diciembre, de Servicios Sociales de Castilla y León.

Comentarios