​La intrahistoria del choque del miércoles en la carretera de Vitigudino: "El causante ni se acercó a comprobar si estábamos bien"

​La intrahistoria del choque del miércoles en la carretera de Vitigudino: "El causante ni se acercó a comprobar si estábamos bien"

A Manuel Frutos, concejal del PP en el Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera, todavía le dura el susto del accidente que sufrió este miércoles en la carretera de Vitigudino (CL-517) a su paso por Doñinos de Ledesma. "El golpe fue brutal", asegura. "Nuestro coche, fiel compañero desde hace 15 años, nos salvó la vida", explica.

En conversación con SALAMANCA24HORAS, Frutos relata el accidente que sufrió sobre las 12:48 horas en la citada vía, en un choque ocurrido en un cruce y en el que fue movilizado el helicóptero de Sacyl. "Yo venía de Salamanca en dirección hacia Vitigudino. En el coche —un Hyundai Accent— viajábamos mi mujer, mis tíos y yo al volante, ya que veníamos del médico y nos volvíamos a Aldeadávila; cuando el conductor del otro vehículo —un Mercedes— se incorporó a la misma vía desde el cruce de Ledesma que hay entre Zafrón y Villaseco de los Gamitos. Él salía justo después de un camión de gran tonelaje que le impedía la visión, sin realizar el stop", explica.

"Yo no soy de pisarle mucho al coche, y menos mal que no iba rápido, porque sólo me dio tiempo a realizar una maniobra para no impactar contra el lado del copiloto del otro coche. De ir más fuerte hubiera pasado por encima al otro coche y seguramente el resultado habría sido mucho más grave. Aún así, nuestro vehículo ha quedado destrozado", dice.

"Lo que no me explico es lo que pasó después. El conductor, que salió ileso mientras que nosotros sufrimos heridas y fuertes contusiones, no se interesó en ningún momento por nuestro estado. Ni se acercó", afirma Manuel. El concejal del PP agradece el trato recibido en el Complejo Asistencial de la ciudad, en el que les realizaron a él y a sus familiares "todo tipo de pruebas". "En un principio estábamos muy asustados porque mi tío sangraba por la boca y podía tener una lesión interna, pero se trataba de que, con el violento choque y al impactar contra el airbag, se había mordido la lengua", indica.

El susto seguirá unos días. "Nos cuesta dormir, pero gracias a Dios seguimos vivos, y eso es lo que cuenta", finaliza el concejal de Aldeadávila.

Comentarios