Salamanca acoge una nueva edición de los talleres abiertos de verano para personas mayores con 400 plazas

Salamanca acoge una nueva edición de los talleres abiertos de verano para personas mayores con 400 plazas

Como novedad, esta edición se ofrecerá un taller intergeneracional, el 5 de septiembre, en el que los abuelos enseñarán a sus nietos a hacer una jaula de grillos con mimbre

El Ayuntamiento de Salamanca volverá a ofrecer a las personas mayores de la ciudad una programación atractiva de talleres para los meses de verano que ocupe su tiempo libre. Se trata de una propuesta con la que se persigue ofrecer distintas y variadas actividades a este colectivo que no puede asistir a las de carácter anual que requieren asistencia continuada. Se ofrecen un total de 400 plazas que se distribuirán en una decena de talleres.

Estas actividades se celebrarán durante los meses de julio, agosto y septiembre en los centros municipales Juan de la Fuente y Tierra Charra y se dirigen a personas con 60 o más años. Este verano se ofrecen propuestas al aire libre, actividades creativas y de cocina sana y juegos de mesa con el fin de impulsar el entrenamiento cognitivo. Se desarrollarán en ambos centros de 10,00 a 11,30 horas todos los lunes.

Como novedad, esta edición se incluye un taller intergeneracional, el 5 de septiembre, en el que los abuelos enseñarán a sus nietos a hacer una jaula de grillos con mimbre.

Plazo para inscribirse

Para poder beneficiarse de estos talleres es necesario inscribirse previamente. La solicitud puede formalizarse en los centros municipales de mayores Tierra Charra y Juan de la Fuente y se realizará por orden de llegada hasta completar las plazas. El plazo para formalizar una plaza se cierra el 26 de junio.

Cabe destacar que estas propuestas municipales están encaminadas a fomentar en las personas mayores un envejecimiento activo a través de la ocupación del tiempo de ocio, transformando éste en un tiempo para el auto-cuidado, el aprendizaje, la creatividad y la cultura; y de forma paralela incentivar las relaciones personales y el desarrollo de la autoestima de los mayores. Además, la participación de las personas mayores en este tipo de programas propicia la proyección de una imagen activa y positiva de este colectivo tanto en el ámbito familiar como social.

Comentarios