"No mates a mi padre", las súplicas de un niño de 10 años a la banda de albaneses arrestada por la Guardia Civil de Salamanca

"No mates a mi padre", las súplicas de un niño de 10 años a la banda de albaneses arrestada por la Guardia Civil de Salamanca

El Instituto Armado sigue realizando pesquisas para aclarar todos los asaltos realizados por la banda en la provincia. Mientras tanto, se conocen más detalles del atraco cometido en el chalé de un matrimonio en Pontevedra

Pese a que la detención tuvo lugar el pasado jueves, 7 de junio, la Guardia Civil de Salamanca sigue manteniendo en el más absoluto secretismo las actuaciones sobre la banda de albaneses a la que apresó recientemente. Fuentes del Instituto Armado han señalado que los agentes siguen realizando pesquisas para aclarar todos los asaltos ocurridos en Salamanca en los que participaron los presuntos detenidos, por lo que todavía no pueden ofrecer más detalles de la importante operación.

Mientras tanto, se siguen conociendo algunos pormenores del grupo delictivo conformado por al menos tres personas de Europa del Este. Según publican medios gallegos, la banda llevó a cabo en la madrugada del pasado jueves un violento asalto a la vivienda de un empresario dedicado a la carpintería metálica en el municipio pontevedrés de Forcarei. 

La víctima se encontraba en compañía de su mujer y su hijo de 10 años cuando los presuntos asaltantes reventaron la ventana del balcón, en la primera planta, y accedieron a la casa. "Vimos entonces a tres armarios encapuchados que nos amenazaron con una pistola y una barra de hierro para que les dijéramos donde estaba la caja fuerte", afirma la esposa del empresario a La Opinión de La Coruña.

Dos de los encapuchados la emprendieron a golpes con el varón. Su mujer intentó ayudarle pero el tercer ladrón la sujetó. La cogió entonces en volandas y se la llevó a la habitación, tirándola sobre la cama y exigiéndole que apagase la alarma. "El niño, aterrado y llorando desde la puerta de su habitación, imploraba: "¡No mates a mi padre! ¡No mates a mi madre!", explicó la mujer. Su marido condujo a los asaltantes hasta los 1.000 euros que guardaba en una cartera en una chaqueta. Con el botín en sus manos, los ladrones huyeron.

"Pensé que nos querían matar para robarnos a sus anchas", admite la esposa del empresario. Hasta Forcarey acudieron integrantes de la Policía Judicial. En el jardín de la casa, los agentes hallaron una bolsa de deportes con una radial, discos, mazas, destornilladores y una prolongación que supuestamente los asaltantes se dejaron olvidada en su huida. Horas después, la Guardia Civil de Salamanca detenía presuntamente a dos de los varones implicados en el asalto: dos albaneses que ya han ingresado en prisión.

Comentarios
Lo más