Màxim Huerta: “Me voy para que el ruido de las jaurías no rompa el proyecto en el que creo”

Màxim Huerta
Màxim Huerta: “Me voy para que el ruido de las jaurías no rompa el proyecto en el que creo”

El ministro de Cultura y Deporte anuncia su dimisión, pensando en la cultura, en la transparencia política y “sabiendo que soy absolutamente inocente”

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, ha presentado su dimisión tras las publicaciones conocidas este miércoles que apuntan a un fraude fiscal por más de 200.000 euros entre 2006 y 2008.

Según ha detallado en comparecencia pública el ya exministro, en la actualidad se encuentra al corriente de sus pagos con Hacienda y ha reconocido que entre 2006 y 2008 facturó a través de una sociedad, algo que, según ha señalado, era lo común en la profesión y no era ilegal en ese momento, hasta que el Ministerio de Hacienda decidió emprender una “caza de brujas” y realizar inspecciones con carácter retroactivo. Según él, pagó al fisco sus obligaciones, así como una multa tras perder un recurso que interpuso contra Hacienda. “He pagado esta multa dos veces, la primera abonando lo que Hacienda me pidió con carácter retroactivo y la segunda lo pago aquí y ahora”, ha asegurado.

Màxim Huerta ha destacado que se va “para que el ruido de las jaurías no rompa el proyecto en el que creo”, el proyecto de Pedro Sánchez, y lo hace pensando en la cultura, en la transparencia política, que son las cosas en las que “más creo en la vida”, y “sabiendo que soy absolutamente inocente”.

El exministro ha destacado que aceptó el cargo “sabiendo que sería el blanco de las críticas por haber trabajado en un medio que todos demonizan” y ha lamentado que “vivimos en una sociedad ahogada por el ruido y la descalificación”, donde “las explicaciones no tienen cabida”. “Lo que importa es el ataque que va contra mí y lo que busca es minar el proyecto de regeneración y de transparencia del presidente Sánchez y no voy a permitirlo”, ha subrayado y ha asegurado que se va con la misma humildad con la que aceptó el cargo.

“Me voy porque amo a la cultura más que a nada y porque así voy a poder colaborar más en el proyecto de Sánchez”, ha asegurado Huerta, quien ha remarcado que su objetivo es la transparencia “hasta cuando no hay nada turbio”. “Seguiré trabajando por la cultura como cualquier ciudadano de este país”, ha subrayado el exministro de Cultura, que no ha tenido ni una sola palabra para el Deporte, cartera que también lideraba.

Comentarios