Los bomberos retiran un enjambre de abejas del retrovisor de un coche en el centro de Guijuelo

Los bomberos retiran un enjambre de abejas del retrovisor de un coche en el centro de Guijuelo

Los vecinos dieron aviso a la Policía Local que acordonó la zona hasta que llegó la dotación de bomberos para recoger las más de 20.000 abejas que se habían refugiado en el coche. Esta es la sexta actuación en 10 días que han realizado los bomberos de Guijuelo en la comarca

Los bomberos de Guijuelo acudían la mediodía de este jueves a la calle España para retirar un enjambre que se había creado en el retrovisor de un coche en este céntrico barrio. Alertados por unos vecinos, la Policía Municipal procedió a acordonar la zona en torno a las 14 horas, para evitar la entrada de los vecinos a los diferentes portales más cercanos al coche estacionado y que había sido elegido por la abeja reina para crear una colmena.

Pasados unos minutos se personaron en el lugar los bomberos de Guijuelo, que ataviados con trajes especiales, procedieron a colocar la abeja reina en una caja para después esperar a que las más de 20.000 abejas fueran, poco a poco, entrando por sí mismas en la caja.

La enjambrazón o formación de enjambres, es un proceso natural por el cual un grupo de obreras y zánganos –que puede suponer hasta el 60% de los efectivos– abandona una colmena junto a una reina para fundar otra. Hasta que encuentran el lugar adecuado, vuelan formando una densa nube de abejas, posándose en ocasiones para descansar o pasar la noche. Por regla general no resultan peligrosas, pese a la alarma que suelen causar en la población.

Recoger estos enjambres, resulta de vital importancia, principalmente por la crítica situación que viene sufriendo este beneficioso insecto que, de hecho está protegido, pero también para reducir riesgos entre los ciudadanos, cuando el enjambre deambula por entornos urbanos.

Son los Bomberos, auxiliados en ocasiones por apicultores profesionales, los encargados de retirar de forma segura (para los insectos y los ciudadanos), estos enjambres de abejas, que darán lugar a otra colmena reproductora. Ese es el proceso que llevan a cabo los bomberos de Guijuelo, que una vez recogidas las abejas se las entregan a un apicultor de la zona.

No es la primera vez que tiene que actuar en la Villa Chacinera. En mayo de 2016 también tuvieron que retirar un enjambre dentro de las instalaciones del matadero. Además, debido a la lluviosa primavera que se ha producido este año, estos casos se han multiplicado en las últimas semanas y los profesionales de la Villa se han visto obligados a actuar en cinco ocasiones más para retirar peligrosas colmenas de abejas en tres localidades de la comarca en menos de 10 días.

Las tres primeras salidas, realizadas los días 2, 7 y 8 de junio, tuvieron lugar en el municipio de El Tejado, retirándose enjambres de abejas de la puerta de una vivienda, del alero del tejado de otra casa y finalmente del interior de una ventana de la iglesia parroquial. Las otras dos salidas tenían lugar ayer. La primera de las salidas a la localidad de Nava de Béjar, en la que retiraron a las abejas de la pared de un domicilio, mientras que por la tarde, fue el turno de Gallegos de Solmirón, donde un gran enjambre fue retirado del jardín de una casa.

Comentarios
Lo más