Preocupante aumento del número de personas que recurren a las 'dietas milagro' en verano

Preocupante aumento del número de personas que recurren a las 'dietas milagro' en verano

La mitad de la población de la región tiene sobrepeso u obesidad y cerca de 100.000 aseguran que recurren a estas dietas, según un informe. La práctica es más habitual entre las mujeres de 35 a 44 años

La obesidad sigue extendiéndose entre la población española, de la que la regional y salmantina no se puede esconder. De hecho, la cifra aumenta año tras año y ya se habla de que el 15% de la población es obesa y cerca del 40% tiene sobrepeso. 

Ante ello, el estudio 'Stop obesidad. El exceso del peso y las dietas en España' alerta sobre las llamadas dietas milagro también cada vez más presentes entre la sociedad, especialmente en verano. De hecho, según este, más de 97.000 castellanos y leoneses con exceso de peso confiesan que consumen medicamentos sin receta médica para adelgazar rápidamente y sin demasiados sacrificios. 

La encuesta ha sido realizada entre personas con sobrepeso y obesidad de entre 18 y 75 años y de ellos, más de 250.000 reconocen haberla seguido en alguna ocasión. Esta práctica es más habitual en mujeres de 35 a 44 años, principalmente debido a sustituvos alimenticios; las dietas monoalimento, muy proclives al temido 'efecto rebote'; y las dietas líquidas, que excluyen la ingesta de alimentos sólidos. La peor valorada de entre las dietas de moda es la Dukan, basada fundamentalmente en el consumo de proteínas. 

Por sexos, el porcentaje de mujeres con kilos de más que se han puesto a régimen varias veces al año dobla al de los hombres, pero, en términos generales, los españoles no son constantes en este campo. De hecho, los efectos del régimen suelen durar a la mitad de los castellanos y leoneses unos seis meses como máximo y un 18% de los que se ponen 'a plan' abandona antes de alcanzar su objetivo. Los motivos son la falta de compromiso, sobre todo en las mujeres, seguida por un bajo estado anímico, la falta de deporte y la vida social.

Comentarios
Lo más