Finalmente han sido siete las personas detenidas por la Policía Nacional —tres mujeres y cuatro varones, uno de ellos menor de edad— como presuntos autores de delitos de desórdenes públicos, riña tumultuaria y lesiones, tras la trifulca ocurrida en la plaza del Barrio Vidal y, posteriormente, en el Hospital Clínico.

Los detenidos forman parte de dos clanes familiares de etnia gitana y de origen rumano, que han venido protagonizando distintos altercados desde las 20:30 horas del pasado miércoles, día 20, cuando se produjo el primero de ellos en la plaza del Barrio Vidal.

Los agentes acudieron el jueves al primero de los altercados para dar respuesta a numerosas llamadas telefónicas de ciudadanos, alarmados por el enfrentamiento ocurrido en un lugar público y con afluencia y presencia de personas, dada la virulencia empleada y el número de los que participaban, unas 10 personas.

Tras controlar la situación y solicitar presencia de servicios médicos para atender a los heridos, pudieron identificar a los participantes y averiguar que el presunto móvil de la discusión se debía, según versiones, a problemas entre los hijos de miembros de las dos familias y también a una presunta deuda.

Tras recibir atención médica se presentaron denuncias cruzadas entre miembros de ambos clanes, en los que aludían a la motivación de las rencillas y a las amenazas, además de las agresiones producidas.

Incidente en el Hospital y detenciones

A las 21:30 horas del jueves se recibieron llamadas en la Sala del 091 en la que el servicio de seguridad privada del complejo hospitalario requería la presencia policial, dado que trataban de mediar en una fuerte riña entre miembros de dos grupos de etnia gitana y rumanos, quienes se estaban golpeando con objetos contundentes.

Las dotaciones policiales desplazadas comprobaron que la protagonizaban las mismas personas que habían participado en el incidente de la plaza del Barrio Vidal, logrando con su intervención controlar la situación, identificar a los participantes y practicar la detención por delitos de lesiones en riña tumultuaria y de desórdenes públicos, dado el número de incidentes protagonizados, la reiteración del comportamiento y la escalada en la agresividad, las amenazas, los acometimientos y los objetos empleados, en concreto varios palos de metal de soporte de goteros.

Los detenidos serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia, excepto el menor, que queda a disposición de la Fiscalía de Menores.

Comentarios