La Junta aumenta el operativo de lucha contra incendios con más de 4.000 efectivos

La Junta aumenta el operativo de lucha contra incendios con más de 4.000 efectivos

El Centro para la Defensa contra el Fuego ha acogido este viernes la presentación del operativo de vigilancia, prevención y extinción de incendios forestales, que ha presentado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado de los nueve delegados territoriales.

Así, los medios personales llegarán a 4.369 profesionales, de los que 2.405 son trabajadores públicos de la Junta de Castilla y León, 519 trabajadores contratados para las cuadrillas helitransportadas, 1.235 profesionales de las cuadrillas dedicadas a tratamientos selvícolas y 210 de la tripulación de medios aéreos y retenes de maquinaria. 

Entre los medios materiales, por su parte, destacan 210 puestos y cámaras de vigilancia, 305 autobombas –94 propias y 211 conveniadas y pick-up con depósito– 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 26 helicópteros, 5 aviones y 28 retenes de maquinaria. Algunas de las novedades de este año son la renovación de dos autobombas propias con máximas prestaciones todoterreno con capacidad de 4.000 litros..

Más allá de la presentación del operativo para este año 2018, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recordado a la población la necesidad de que se mantenga libre de combustible el entorno de los pueblos y las urbanizaciones para evitar que se produzcan incendios forestales. También ha hecho un llamamiento a la concienciación y colaboración ciudadana para la identificación de los incendiarios.

Incendios de 2018

Este año 2018, la campaña de peligro alto viene precedida por el menor riesgo de incendios de los meses pasados, que se ha traducido en un bajo número de incendios y superficies quemadas y en una mejora de los datos de conatos: 361 incendios, lo que supone un 58% menos que la media del decenio anterior (862) un un 77% menos respecto a 2017 (1.580); 1.467 hectáreas forestales, lo que supone un 77 % menos que la media del decenio (6.324) y un 86 % menos de la superficie forestal 2017 de 10.804 hectáreas; 158 hectáreas arboladas, lo que supone un 80 % menos que la media del último decenio (812) y un 93 % menos de la superficie arbolada 2017, con 2.298 hectáreas; y 63 % de conatos frente al 54 % de la media del decenio (9 % más) y frente al 56% del año 2017 (7% más).

Recomendaciones para esta campaña

Durante la presentación del operativo de lucha contra incendios forestales, el consejero ha insistido en recomendar a la población la necesidad de extremar las precauciones para esta campaña ya que comienza con un alto contenido de humedad en el suelo y gran desarrollo de la vegetación, lo que hace necesario que se eviten las acumulaciones de combustible en el entorno de las zonas habitadas, segando y desbrozando la vegetación antes de que se agoste y retirando los restos eliminados para evitar que se puedan prender.

Durante la época de peligro alto, ha recordado la prohibición de hacer hogueras fuera de los lugares autorizados, prestar especial atención a las labores de apicultura en días de viento, extremar la precaución en la utilización de herramientas que generan chispas en el medio natural o agrícola, y máxima atención durante la cosecha del cereal sobre todo los días con altas temperaturas, por encima de los 30 grados y vientos superiores a los 30 kilómetros por hora.

Prevención y sensibilización

Por otra parte, cabe destacar la importancia de la prevención, la investigación y la sensibilización ciudadana. Resultan fundamentales las tareas de prevención mediante la mejora y ordenación de la superficie forestal a lo largo del año, la limpieza de montes y desbroces, entre otras actuaciones. Asimismo, Castilla y León cuenta con una red de cortafuegos de más de 19.000 kilómetros, bases aéreas y una extensa red de puntos de agua.

Es importante recordar que sólo un 6 % de los incendios forestales se produce por causas naturales y el 94 % se debe a la mano del hombre; y de estos, algo más al 51 % son intencionados. Desde la Junta de Castilla y León se considera imprescindible recordar a la ciudadanía la incidencia que los incendios pueden tener en la seguridad de las personas, el valor de los montes de la Comunidad, así como las pérdidas que supone para la población los incendios forestales.

La Junta apuesta por la prevención y sensibilización ante los incendios y a través del Centro para la Defensa contra el Fuego, promueve actividades de prevención y sensibilización. Durante el primer semestre de 2018, recibió un total de 3.177 visitas al Aula del Fuego. Este centro promueve acciones de refuerzo para el personal, de manera presencial y online. Se han desarrollado en él 83 ediciones de cursos a 1.410 trabajadores del operativo.

El Centro para la Defensa contra el Fuego también colabora con la empresa Red Eléctrica de España a través de un convenio por el que se elaboraron materiales divulgativos para escolares, la creación de un vídeo dirigido al público infantil que se reproduce en el propio centro, así como una exposición itinerante, todo ello bajo el marco del lema ‘Yo me enchufo a la prevención de los incendios forestales’.

Comentarios